Roberto Azevêdo anunció este jueves su renuncia como director general de la Organización Mundial de Comercio (OMC), la que se hará efectiva el 31 de agosto de 2020.

Azevêdo dejará ese cargo en medio de una crisis de la OMC y con el Acuerdo de Facilitación del Comercio como su mayor logro.

Su reemplazo se hará lo más pronto posible, de conformidad con las reglas internas de esa organización y también para que este proceso de selección no se empalme con la próxima cumbre ministerial prevista para 2021.

“Este agosto completaré siete años como Director General de la OMC. Y he decidido que renunciaré a mi puesto actual el 31 de agosto de 2020, acortando mi segundo mandato en exactamente un año”, dijo en una reunión virtual de todos los Miembros de la OMC.

Actualmente, uno de los tres pilares primordiales en que se basa la OMC no está funcionando: el sistema de solución de diferencias. Los otros dos son, por una parte, la administración de los acuerdos derivados de la Ronda Uruguay, y por otra, la negociación de nuevas disciplinas y reducción de aranceles y otras barreras al comercio.

“También quiero ser claro sobre lo que no es esto: (la renuncia) no está relacionada con la salud (gracias a Dios). Tampoco estoy buscando ninguna oportunidad política”, dijo.

Al mismo tiempo, Azevêdo deja la Dirección General en medio de una guerra comercial entre Estados Unidos y China, varias represalias en curso entre los miembros de la OMC y un elevado número de barreras comerciales a nivel global.

“Sabemos que la OMC no puede quedarse congelada mientras el mundo a su alrededor cambia profundamente. Asegurar que la OMC continúe respondiendo a las necesidades y prioridades de los miembros es un imperativo, no una opción. La ‘nueva normalidad’ que emerge de la pandemia de Covid-19 tendrá que reflejarse en nuestro trabajo aquí”, agregó.

Expuso que adelantar su partida permitiría a los Miembros elegir a su sucesor en los próximos meses, sin desviar la energía y la atención políticas de los preparativos de la Duodécima Conferencia Ministerial (CM12), que se ha previsto celebrar en 2021.

“Debemos dar a mi sucesor tiempo suficiente no solo para planificar, junto a ustedes, el camino para la CM12, sino también para ver cómo esa Conferencia se ajusta a los proyectos que tienen para el futuro de la Organización”, concluyó. “Cuanto antes entre en funciones el nuevo Director General, mejor”.

[email protected]