El gobierno federal habría alcanzado un acuerdo preliminar con cuatro de las compañías energéticas involucradas en el conflicto sobre los contratos de gasoductos suscritos por la CFE y varias empresas, de acuerdo con una información divulgada anoche por fuentes cercanas al caso consultadas por el Wall Street Journal, según publicó en su página de internet.

El reporte añade que el próximo martes se estarían firmando los nuevos acuerdos entre las compañías y la empresa productiva del Estado, con una vigencia de 10 años, con una reducción en el desembolso para la CFE de 600 millones de dólares.

La semana anterior, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que se ha estado trabajando para resolver ese conflicto y admitió que el empresario Carlos Slim ha intervenido para resolver el conflicto y alcanzar nuevos términos en los contratos, alguno de los cuales corresponde a una de sus empresas,

Los primeros cuatro contratos que se resolverían involucran siete gasoductos e inversiones por 2,600 millones de dólares, cuyos nuevos términos finales se negociarían este mismo lunes, reveló el diario neoyorquino.

El gobierno federal, a través de la CFE y la Presidencia, negocia con las empresas TransCanadá, Sempra Energy-IEnova, Fermaca y Carso, que tienen concesión para operar siete gaseoductos: Tuxpan-Tula; Tula-Vila de Reyes; Samalayuca-Sásabe; Guaymas-El Oro; La Laguna-Aguascalientes; Villa de Reyes-Guadalajara y Texas-Tuxpan.

El presidente López Obrador reconoció la semana pasada que las frecuentes visitas Carlos Slim a Palacio Nacional obedecieron a que el empresario intervino como mediador para destrabar el nudo de las negociaciones entre las empresas energéticas y el gobierno con el objetivo de concluir los proyectos de los gasoductos sin recurrir a las cortes necesariamente.

De acuerdo con fuentes cercanas a las negociaciones, hoy lunes se estarán afinando los detalles y mañana martes se estarían anunciado los nuevos términos de los contratos.