La implementación de la reforma laboral, en donde se tienen que legitimar los contratos colectivos, sólo involucra a 7.4% de trabajadores en el país, pues la sindicalización en México abarca apenas a 4 millones de trabajadores contra una población económicamente activa de 53.8 millones, afirmó Jorge Sales Boyoli, especialista en derecho laboral.

En entrevista, el socio del despacho Sales Boyoli, expuso que se dieron a la tarea de medir el tamaño de la reforma laboral, para “conocer cuántas personas tienen una relación laboral y pertenecen a un sindicato, y entonces ahí el número se hace dramáticamente pequeño, son 4 millones, la verdad es que llama poderosamente porque lo primero que hay que tomar en cuenta es que el sindicalismo en México, y también en EU, pero de una manera diferente, tienen un gran componente político”.

En ese sentido, explicó que parte de la implementación de la reforma laboral, después de su promulgación en mayo de 2019, y en el que se pide la ratificación y legitimación de los contratos, está muy dirigido a las grandes empresas en nuestro país.

“Si uno revisa sólo se han dado en las grandes industrias estas ratificaciones, da la impresión con estos números la reforma laboral, y eso no es ningún secreto, fue más una presión de EU por el T-MEC y va a dirigida solo a las grandes empresas”.

De acuerdo con el análisis que realizó la firma sobre la sindicalización en México, “son las industrias que son grandes en cuanto a tamaño, no en cuanto a número de empleos, si no en cuanto a capacidad productiva digamos, las que curiosamente tienen que cumplir con los procesos de legitimación de contratos colectivos que todavía están en menos del 1% del mundo de contratos colectivos, se trata de la industria automotriz, industria del cemento, algunas de autoservicios, pero claro, eso nos hacen pensar un poco a quien va dirigida a esta reforma”.

Sales Boyoli apunta que México no escapa a la disminución de la sindicalización que se registra en todo el mundo, “en general no existen países en donde la afiliación sindical esté creciendo, la primera conclusión es que Estados Unidos también hay una baja importante de la afiliación sindical, allá hay 14.5 millones de trabajadores sindicalizados, lo cual nos habla de una asimetría importante con México”.

pilar.martinez@eleconomista.mx