Aunque expertos y las autoridades en telecomunicaciones han advertido que es necesaria una mayor competencia de operadoras móviles en el país, el presidente de Grupo Carso, Carlos Slim Domit, afirmó que de reducir su participación en este mercado desincentivaría las inversiones y se perdería cobertura de servicios en varias localidades.

Durante el Foro Regional para el Desarrollo para las Américas: Promoviendo el Acceso a la Banda Ancha, organizado por la UIT, el empresario argumentó que, si bien Telcel, propiedad de América Móvil, ostenta el 70% del mercado nacional, esta operadora es la única en 100,000 de las 180, 000 localidades donde tiene presencia, principalmente rurales.

"Una regulación que inhiba la participación en números absolutos lo que va a provocar es una menor una cobertura porque tendríamos que salir de esas poblaciones para poder bajar nuestra participación de mercado, lo que llevaría a una menor inversión y una menor cobertura", dijo.

Agregó que se deberán buscar convenios que estimulen la inversión, de lo que dependerá si se aceptará el marco de interconexión.

Recordó que este año, América Móvil invertirá 140,000 millones de pesos en América Latina, de los cuales 32,500 se destinarán a México.

BANDA ANCHA CARA, INFUNDADA

Slim Domit aseguró que los elevados costos de la banda ancha en México es una opinión infundada pues, aseguró, el precio que ofrece Telmex es, en promedio, de tres dólares por Mega.

"El proyecto social de Estados Unidos, que se llama 'Connect to Compete' para llegará a las áreas protegidas es de diez dólares por un Mega", comentó.

Aunque no detalló si habrá reducciones posteriores en los precios.

julio.sanchez@eleconomista.mx