Gracias a sus prácticas de ética y transparencia con sus clientes, pacientes y colaboradores, Pfizer obtuvo el certificado de Empresa con Prácticas Transparentes que otorga el Consejo de Ética y Transparencia de la Industria establecida en México (Cetifarma) y avalado por el organismo autónomo e independiente Gesoc AC.

Juan Francisco Millán, director general del consejo, informó que a la fecha suman 208 compañías afiliadas que firmaron su adhesión a los siguientes códigos:

1. Información médica

2. Actividades promocionales

3. Fomento al uso adecuado de medicamentos

4. Muestras médicas

5. Personal de empresas farmacéuticas

6. Eventos educativos

7. Contratación de profesionales de la salud como consultores

8. Servicios prestados por organizaciones de profesionales de la salud como consultores

9. Incentivos y artículos para obsequio relacionados con la práctica médica

10. Estudios

11. Programa de integridad

12. Política de ventas al sector público (licitaciones)

Desde el año 2006, Pfizer México se unió al Cetifarma con el objetivo de reafirmar su compromiso con la ética y la transparencia de la empresa farmacéutica, apegándose al modelo de autorregulación de la industria farmacéutica.

En palabras de Rodrigo Puga, “lo que hacemos todos los días toca la vida de miles de pacientes”, razón por la que en la empresa se inculcan los valores de transparencia y ética reforzados con actividades y capacitaciones que integran políticas de diversidad, inclusión y medio ambiente.

También explica que Pfizer es la primera empresa que se evalúa incluyendo las nuevas dimensiones de prácticas de integridad acordes al Sistema Nacional Anticorrupción, y políticas de cumplimiento con leyes y normas en procesos de licitación pública, mismas que se integran a las 10 que previamente se evaluaban, entre las que se encuentran: actividades promocionales, veracidad científica en la información médica, fomento al uso adecuado de medicamentos y control de muestras médicas.

El certificado de Empresa con Prácticas Transparentes tiene una vigencia de tres años, periodo tras el cual debe refrendarse con nuevos compromisos y seguimiento a los ya adquiridos.

Tras la entrega del certificado, Pfizer se dedicará a llevar a la práctica todos los códigos de transparencia de cara a la recertificación del Cetifarma, a la vez que lleva a cabo sus propios códigos internos de recertificación. Por su parte, Rodrigo Puga acaba de ser transferido al corporativo en Nueva York como vicepresidente global para el portafolio de medicina interna y de marcas globales.

brenda.lopez@eleconomista.mx