En abril las ventas al menudeo en México decrecieron 0.4% mensual, luego de dos meses de avances significativos, lo que significó una pausa en el proceso de recuperación de la variable, según datos divulgados ayer por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

A nivel desagregado, cinco de los nueve componentes del indicador tuvieron caídas. La mayor fue la del renglón de ventas por Internet y a través de catálogos (-6.3%), que tuvo además su mayor descenso mensual desde enero del 2020, cuando cayó 11 por ciento.

Le siguieron los segmentos de enseres domésticos y computadoras (-3.3%), abarrotes (-2.5%), ferretería (-1.7%) y automóviles, refacciones y combustibles (-0.5 por ciento).

En su comparación anual, los ingresos minoristas crecieron 29.7%, debido a la débil base comparativa por el cierre masivo de comercios observado en abril del 2020.

“Las ventas totales cayeron 0.4%, rompiendo con dos meses consecutivos de alzas, aunque ambas a un muy buen ritmo. Considerando esto, no tomamos el resultado como negativo, ya que el efecto de base fue bastante retador”, opinó en un reporte Juan Carlos Alderete, director de Análisis Económico de Banorte.

De los 22 subcomponentes en que se divide el indicador de ventas, solo nueve muestran ya una completa recuperación respecto de los niveles pre pandemia, destacando los de ventas por internet, motocicletas, ferretería, cuidado de la salud y tiendas de autoservicio y departamentales.

empresas@eleconomista.mx