México y la Unión Europea (UE) acordaron impulsar un proyecto conjunto para promover la venta de tecnologías europeas que reduzcan las emisiones de dióxido de carbono en las operaciones de empresas establecidas en México.

La meta es concretar 40 acuerdos de cooperación en un periodo que vence en agosto del 2017, en eficiencia energética, gestión de residuos y tratamiento de aguas residuales.

El proyecto será financiado por la Unión Europea para la identificación de los casos con mayor impacto en la mejora ambiental, la asistencia técnica, la gestión de cada uno de los proyectos y la obtención, de ser necesario, de líneas de financiamiento.

Como parte de la búsqueda de los proyectos a elegir, ProMéxico realizará al menos cinco eventos en distintas entidades del país que contarán con la presencia de un total de 200 empresarios europeos.

La Ley de Transición Energética de México obliga a generar 35% de la electricidad con energías limpias al 2024, desde una base actual de 27%, al tiempo que en el país se permite hasta 100% de deducción inmediata en las inversiones para adquirir nuevas tecnologías bajas en emisiones, destacó Francisco González, director general de ProMéxico.

La Unión Europea creció 45% entre 1990 y el 2013, mientras que las emisiones de dióxido de carbono bajaron 19%, una dinámica que puede ser seguida por la economía mexicana en cuanto al mismo cruce de tendencias, comentó Andrew Standley, embajador del bloque comunitario en México.

El proyecto, llamado Low Carbon Business Action in Mexico, incluye: un mapeo de las necesidades y brechas tecnológicas en México en relación con la economía baja en carbono; un mapeo de la oferta en tecnologías verdes de la industria de la Unión Europea; la celebración de encuentro de empresas y entidades europeas y mexicanas, online y presenciales, entre otros.

[email protected]