La determinación de la Secretaría de Economía para suspender la comercialización de diversas marcas de quesos y yogur es una decisión “histórica” por la defensa de los consumidores, acorde a lo que estipula la nueva Ley de Infraestructura de Calidad, afirmó Ricardo Sheffield Padilla, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Ante empresarios de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicios y Departamentales (ANTAD) y el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar, el funcionario federal explicó: “en el caso de yogurt y supuestos quesos mal etiquetados, estamos ante la aplicación por primera vez, por parte de la Secretaría de Economía, en apoyo a la Profeco y la ley Federal del Consumidor de la aplicación de la nueva Ley de Infraestructura de la Calidad”. 

Sostuvo que la Ley de Infraestructura de la Calidad, otrora de normalización y metrología, permite abrir una puerta por la defensa de los consumidores. “En el  empoderamiento de todos nosotros como consumidores, con la información que es el instrumento que nos empodera”.

Refirió que la Norma 051 de etiquetado de alimentos y bebidas procesados forma parte de la nueva política de dotar de mayor información al consumidor para combatir enfermedades como la diabetes y la obesidad.

“Se ha trabajo en equipo para que a partir del primero de diciembre podamos verificar en campo,  que se está cumpliendo con la nueva NOM de etiquetado para alimentos y bebidas procesadas”, pues de no acatar la ley, se procederá a multar e inmovilizar la mercancía que no cumpla con las nuevas disposiciones de informar al consumidor de lo que adquiere, remató el titular de la Profeco.