La producción de Toyota Motor Corp y Honda Motor Co probablemente se recuperará en forma más rápida de lo que se esperaba después del devastador terremoto en Japón que provocó caos en las cadenas de suministros y redujo la producción a la mitad en abril.

Las automotoras japonesas han sufrido déficits de cientos de piezas después de que un terremoto de magnitud 9 y un tsunami dañaron las fábricas en el noreste de Japón. Las empresas han dicho que esperan perder una cuota significativa en ciertos mercados.

Pero sus pronósticos públicos de una recuperación a niveles de producción previos al sismo para más adelante este año son considerados cada vez más como conservadores.

" Abril probablemente sea el punto mínimo y podríamos ver un regreso a los niveles de producción normales en julio o agosto", dijo Yoshihiko Tabei, analista jefe de Kazaka Securities.

"Algunos proveedores de partes dicen que van a reanudar la producción completa en junio, a tiempo para las operaciones de verano de las automotoras. Y el muy anticipado corte en la energía durante el verano probablemente no tenga un gran impacto sobre la producción", afirmó.

Toyota, que podría perder este año su cetro como la mayor automotora mundial, dijo que su producción global se derrumbó 47.8% en abril contra la del año anterior a 308,555 vehículos.

Honda dijo que su producción bajó en 52.9%, mientras que Nissan Motor Co marcó un declive de un 22.4 por ciento.

El diario financiero Nikkei dijo el viernes que se espera que la producción doméstica de Nissan retorne a los niveles normales en junio, mientras que la producción de Toyota se elevaría a 90% de los niveles normales.

Funcionarios de Toyota y Nissan dijeron que el reporte no se basaba en anuncios de la compañía y que sus planes no han cambiado.

Toyota ha dicho que espera que en junio su producción nacional y en el exterior bordee el 70% de los niveles normales. Por su parte, Nissan ha dicho que espera una recuperación a la producción de capacidad completa a nivel global durante octubre.

Honda espera una recuperación para finales de año pero además ha dicho que esa sería la fecha en el peor de los casos.

RDS