Preocupación, decepción, engaño, muchos cuestionamientos y nulas acciones, dejó entre el empresariado de México el mensaje del presidente Andrés Manuel López Obrador, que pretendía ser un plan de reactivación económica frente a la pandemia del Covid-19 y resultó “irrelevante” para proteger al empleo, la economía y sobre todo, de apoyar a las familias a enfrentar la peor crisis de los últimos 100 años.

Diversos dirigentes empresariales de la Coparmex, Concamin, Concanaco, Canacintra y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), esperaban que el Ejecutivo rectificara sobre la necesidad de apoyos gubernamentales, basados en diferimiento de plazos en los pagos de los gravámenes, no condonación de impuestos, y que hubiera un redireccionamiento sobre lo realizado los últimos 16 meses.

Sin embargo, en el informe trimestral del jefe del Ejecutivo se observó un “vacío enorme” que acercará a México decrecimientos económicos estimados para 2020 de hasta 10% del Producto Interno Bruto (PIB) en promedio por el momento.

“Si no hay un apoyo directo de diferimiento directo de pagos a las micro, pequeñas y medianas empresas, no hay modo de que se puedan salvar gran parte de ellas”, advirtió José Manuel López Campos, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco), al calificarlo como “preocupante” luego de que el Presidente López Obrador reiterara que su gobierno no implementará un modelo económico a minorías, ni se rescatarán a empresas ni bancos a costa de endeudarse.

Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), reprochó que en el informe presidencial no se haya anunciado ninguna medida relevante para afrontar la crisis económica provocada por la pandemia el Covid-19.

“En plena emergencia, leyó una pieza de divulgación ideológica, embistiendo fantasmas del pasado y abandonando su deber como jefe de estado para unir a la nación”, dijo Gustavo de Hoyos.

“El informe del Presidente López Obrador  no es lo que los empleadores esperaban, lo que necesitan. Las consecuencias pueden ser graves”, advirtió el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes.

kg