Petróleos Mexicanos (Pemex) descartó por ahora cumplir con una norma que le exige producir, distribuir y vender diésel ultra bajo en azufre este año, para reemplazar el combustible de alto contenido de azufre que compran los automovilistas del país, de acuerdo a un documento interno de la empresa productiva del Estado, al que tuvo acceso Reuters.

"Las refinerías actualmente producen principalmente diésel con 500 partes por millón (ppm) de azufre, por lo que por ahora no es posible que cumplamos", dijo Pemex en el documento.

La petrolera está tomando medidas para producir un mayor volumen del diésel de hasta 15 ppm de azufre que exige la norma, a la vez que introduce acciones legales relacionadas con el tema, agregó.

Se esperaba que la aplicación de la nueva norma impulsaría las importaciones procedentes de Estados Unidos. Una regla similar, que se aplicará al combustible marítimo vendido internacionalmente a partir de 2020, también está cambiando la forma en que las refinerías procesan el crudo pesado, que normalmente tiene un alto contenido de azufre.

Este martes 16 de julio, el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó el nuevo Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos. 

López Obrador afirmó que se ha actuado bien en el rescate de la industria petrolera y que “sembrar el petróleo” es la estrategia para continuar con su recuperación, con apoyo a la empresa.

Explicó que dicho plan consiste en seguir apoyando a Pemex en los primero tres años de su gobierno, con presupuesto y reducción de impuestos para que tenga recursos y pueda invertir, y que en los últimos tres años, ya con más producción y con los excedentes la empresa petrolera contribuirá al desarrollo de México.