La petrolera brasileña con presencia estatal Petróleo Brasileiro SA está cerca de llegar a un acuerdo para la venta de su participación en un emprendimiento conjunto en África por unos 1,300 millones de dólares, publicó el martes el diario Valor Económico.

Petrobras, como es conocida la compañía, tiene 50% de Petrobras Oil & Gas BV, o Petrobras Africa. Grupo BTG Pactual SA es dueño de una participación de 40% y Helios Investment Partners tiene 10% restante. Los tres accionistas venderían sus participaciones, lo que valoraría al emprendimiento en unos 2,600 millones de dólares, refirió Valor Económico, citando a una fuente no identificada.

Reuters informó el 18 de junio que un consorcio liderado por Vitol SA había entrado en conversaciones exclusivas para comprar participaciones en Petrobras Africa, tras superar a varias ofertas rivales, incluyendo a la del operador de materias primas Glencore Plc.

Representantes de Petrobras y Glencore no respondieron de inmediato a solicitudes para formular comentarios y un representante de Vitol declinó a comentar.

Petrobras Africa participa en dos bloques de exploración en aguas profundas costa afuera de Nigeria que contienen los yacimientos de producción de Akpo y Agbami y que son operados por Total SA y Chevron Corp, respectivamente.

Scotiabank junto con Evercore están a cargo del proceso de venta, según el documento de la misma. El negocio, que fue anunciado el año pasado, daría al consorcio una participación en algunos de los yacimientos más grandes y de menor costo de Nigeria. Se prevé que Vitol asuma la mayor parte de la inversión, con un gasto estimado de 1,000 millones de dólares, según una fuente.

La endeudada Petrobras dio a conocer planes para vender la participación en noviembre del 2017 como parte de un programa de desinversiones para desprenderse de 21,000 millones de dólares en activos hasta fin de año.

La compañía ejecutó en el 2015 y 2016 otro plan de desinversiones por el que vendió activos por 13,600 millones de dólares.

Como parte del primer programa de desinversiones, la estatal brasileña vendió sus activos en Argentina y en Chile por 1,361 millones de dólares y le entregó a la mexicana Alpek por 385 millones de dólares el control de la Compañía Petroquímica de Pernambuco (Petroquímica Suape) y de la Compañía Integrada Textil (Citepe).

A finales de junio, Petrobras también aprobó la venta de su participación en Petrobras Paraguay Distribución Limited, Petrobras Paraguay Operaciones y Logística SRL y Petrobras Paraguay Gas SRL al Grupo Copetrol.

Mediante el plan de desinversiones, Petrobras pretende una reestructuración para reducir su tamaño, hacer frente a la grave crisis provocada por el escándalo de corrupción y adecuar la empresa a una coyuntura negativa por la caída de los precios del crudo.

Analizan negocio en energías limpias

La estatal Petrobras firmó un memorando de entendimiento con las empresas francesas Total y Total Erén para analizar la viabilidad de negocios de energía eólica y solar en territorio brasileño, informó la empresa brasileña.

El acuerdo busca determinar el potencial existente, especialmente en el noreste de Brasil, para desarrollar proyectos de energías renovables, informó durante una audioconferencia Nelson Silva, director de Organización y Sistemas de Gestión de Petrobras.

Silva negó que Petrobras hubiese retrocedido en el sector de energías renovables y aclaró que en el 2017 el plan de negocios de la empresa se concentró en la explotación de petróleo y gas debido a “una situación financiera específica”.

“Nos concentramos en ese momento en la recuperación financiera de la compañía”, añadió. En el 2018, dijo Silva, Petrobras se dedicará más a las energías renovables.

El portavoz de Petrobras destacó que por ahora no están definidas las participaciones de cada socio ni se habla de una cifra de inversiones. “Lo primero es explorar oportunidades, hacer un levantamiento técnico y luego definir si hay condiciones viables para presentar proyectos”, dijo.

Petrobras tiene, en asociación, cuatro parques eólicos de 104 megawatts instalados, además de una planta de investigación y desarrollo en energía solar fotovoltaica de 1.1 megawatts en Rio Grande do Norte. Total Erén, fundada en el 2012, está enfocada en desarrollar proyectos sobre energías eólica, solar e hidroeléctrica.

El memorando no es vinculante, por lo que Petrobras podría desarrollar otras asociaciones. Petrobras y Total consolidaron su alianza estratégica en el 2016, cuando ambas empresas se comprometieron a evaluar de forma conjunta oportunidades en Brasil y en el exterior en todos los segmentos de la cadena de petróleo y gas. Ambas compañías son aliadas en varios consorcios de exploración y producción en Brasil y el extranjero. (Con información de AFP)