Petróleos Mexicanos (Pemex) y el gobierno actual de Puebla, así como representantes de la nueva administración estatal, acordaron impulsar acciones de Protección Civil para mitigar los riesgos derivados del robo de combustibles en la entidad, que en un año aumentó 60% en el acumulado de enero a agosto, luego de que según los reportes de la petrolera se han denunciado 1,521 tomas clandestinas en la entidad en los primeros ocho meses del año, que representan el 15% de estos ilícitos en el país.

Revelaron que el pasado 12 de septiembre una toma ilícita en uno de los ductos que atraviesa la colonia Villa Frontera, una zona densamente poblada al norte de la capital poblana, provocó una fuga de gas LP que pudo haber ocasionado una tragedia por la cantidad de combustible que se dejó escapar deliberadamente a la atmósfera.

El director general de Petróleos Mexicanos, Carlos Treviño, y el gobernador de Puebla, Tony Gali, acordaron afinar esquemas para prevenir cualquier incidente que se genere por fugas de gas LP o combustibles, derivadas de la afectación que los criminales infringen a la infraestructura de Pemex.

Treviño Medina afirmó que por parte de la empresa productiva del Estado se reforzarán todas las medidas de prevención para seguir colaborando con los tres órdenes de gobierno en el combate frontal a este flagelo, y hará todas las acciones que estén a su alcance para que las estrategias en materia de Protección Civil sean efectivas y oportunas.

En el encuentro, celebrado en la Torre Ejecutiva de Pemex, en la Ciudad de México, estuvieron presentes también la gobernadora electa de Puebla, Marta Erika Alonso, el Secretario de Gobierno de Puebla, Diódoro Carrasco, y el director general de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Luis Felipe Puente.

Los asistentes coincidieron en la importancia de tener un esquema conjunto en materia de Protección Civil con el único propósito de salvaguardar la integridad de la población que pudiera ser afectada por algún accidente ocasionado por la sustracción ilegal de hidrocarburos, en particular en el estado de Puebla.

Tanto el director de Pemex, como el gobernador Gali y la gobernadora electa Alonso -quien entrará en funciones el próximo 14 de diciembre- destacaron la valía de mantener encuentros programados para tener actualizadas todas las medidas en materia de Protección Civil, ya que lo más importante es salvaguardar la vida de la población.

La empresa que es patrimonio de todos los mexicanos hace un nuevo llamado a toda la población para que se denuncie todo acto criminal que atente contra su infraestructura, ya que esto pone en riesgo la integridad y la seguridad de las comunidades aledañas. Para ello cuenta con el número gratuito 01-800 228 96 60 y el correo electrónico [email protected] donde se puede denunciar de forma anónima cualquier actividad relacionada con la extracción ilegal, transporte, almacenamiento y comercialización de combustibles.

[email protected]