La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) informó que Petróleos Mexicanos (Pemex) tuvo una producción de 21,800 barriles equivalentes de crudo diarios de petróleo y condensados durante el primer trimestre del año en los 17 campos prioritarios que arrancó el 2019 como parte de su plan de reactivación en que tenía planeado arrancar con la producción de 20 campos. Esta extracción representó sólo una cuarta parte de lo programado para esta fecha en estos campos, que fueron 89,000 barriles al día.

Además, la estatal sólo produjo en siete de los 17 bloques reportados. El mayor productor fue el campo terrestre Ixachi con una aportación de 5,900 barriles barriles por día de condensados, informó el órgano de gobierno de la CNH en sesión extraordinaria.

“Los resultados del reporte en realidad son de los que dejan sin palabras”, expresó la comisionada Alma América Porres durante la revisión de estos resultados.

Por lo menos en el primer cuarto del 2020, existe un subejercicio en la inversión de estos campos con un gasto de 5,138 millones de pesos en el primer trimestre, frente a los 11,800 millones aprobados para el periodo.

En lo que respecta a perforación, Pemex lleva un avance del 8% con apenas cinco de los 62 pozos exploratorios aprobados para el 2020, además de 13 pozos de desarrollo en estos campos.

Julio César Trejo, director general de dictámenes de Extracción del regulador, explicó que además la petrolera del Estado se ha rezagado en más de 30% en sus metas de producción y de ejecución de otras actividades como perforación, adquisiciones y colocación de infraestructura, por lo que ya lleva a cabo negociaciones con la CNH para cambiar sus métricas del 2020.

[email protected]

kg