Petróleos Mexicanos (Pemex) explicó que abrirá nuevamente el transporte por ducto de algunas regiones del país hasta que éstos se encuentren asegurados, pero que las terminales de almacenamiento y reparto o distribución cuentan con suficiente inventario, por lo que pidió evitar las compras de pánico de gasolinas particularmente en el centro del país, ya que esto ha agravado la situación de escasez de combustibles.

“Como parte del Plan Conjunto de Atención a Instalaciones Estratégicas de Pemex para combatir el llamado “huachicol”, se cerraron los ductos por donde la delincuencia extraía el combustible, que se abrirán conforme se asegure que se puede evitar este flagelo y un mayor daño al erario”, informó ayer la estatal.

De nueva cuenta, el Gobierno de México, a través de Petróleos Mexicanos, hizo un llamado a la población a evitar compras de pánico de combustible, “ya que esto puede generar escasez del producto”, según la petrolera.

Una vez más, reiteró que la demanda en los estados afectados está garantizada, ya que las Terminales de Almacenamiento y Despacho de Pemex cuentan con suficiente inventario.

“Exhortamos a la población a no caer en la especulación y pedimos la colaboración de todos los mexicanos para actuar con prudencia y serenidad; hacer caso omiso a noticias falsas o rumores sin fundamento en tanto se normaliza el suministro de los combustibles”.

Y es que según Pemex el martes en la Ciudad de México y área metropolitana se registraron compras extraordinarias, lo cual afecta la normalidad y puede generar problemas de abasto en las estaciones de servicio y saturación en las vialidades.

Por tanto, Pemex avanza en la operación del sistema alternativo de distribución por pipas para abastecer la demanda y entrega en tiempo y forma de los cargamentos comprometidos con los estados afectados, insistió la petrolera mexicana.

[email protected]