Los gobiernos de China y Panamá comenzarán las negociaciones para un Tratado de Libre Comercio (TLC) en la primera quincena de julio, informó este martes el ministro de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena.

"La primera ronda de negociaciones será en el mes de julio en Panamá y luego tomará la cantidad de rondas que demore para negociar un acuerdo que sea beneficioso para ambos paises", dijo Arosemena a periodistas.

Panamá estableció relaciones diplomáticas con China en junio de 2017, tras romper con Taiwán.

Desde entonces, ambos países han firmado una veintena de acuerdos en materia económica, comercial, migratoria, aduanera y educativa.

Arosemena manifestó que el gobierno panameño trabajará "de la mano del sector privado" para asegurarse que "los intereses de Panamá estén alineados".

El gobierno panameño ve con buenos ojos la posibilidad de exportar alimentos, café, frutas, cacao y productos del mar al mayor mercado del mundo, con más de 1,300 millones de personas.

Arosemena se mostró confiado en "hacer una negociación que sea ganar ganar con la República Popular de China que nos permita abrir mercado y recibir inversión extranjera".

Según el ministro, en el primer trimestre de este año, las exportaciones de Panamá a China crecieron un 10% en comparación con el año pasado.

Panamá espera atraer inversiones chinas para sus obras de infraestructura. También busca servir como centro logístico para la distribución de mercancías del país asiático en América Latina y ser un centro regional para sus multinacionales.

Los dos países realizan estudios de factibilidad para la construcción de un ferrocarril chino de pasajeros y carga de mercancías que una a Ciudad de Panamá con la frontera de Costa Rica.

erp