La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se reunirá este viernes en Viena, Austria, para acordar los volúmenes de producción conjuntos, al menos para el primer semestre del 2016, con la esperanza de que sea analizada la solicitud de los gobiernos de Ecuador y Venezuela de reducir entre 2 y 5% la producción conjunta, para dar un respiro a la caída de los precios internacionales del crudo.

Sin embargo, los ministros de Energía de las dos mayores potencias de la organización: Arabia Saudita e Irán, declararon recientemente que si bien estarán abiertos a discutir todos los temas ante la preocupación por la caída de los precios del petróleo, no pueden asegurar que habrá cambios en algún sentido.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró recientemente que Venezuela planteará que todos los países de la OPEP respeten los techos de producción y que se evalúe la propuesta de una reducción de 5% de la producción. Venezuela es el sexto mayor productor de la OPEP, con 2.68 millones de barriles diarios, por lo que tiene un poder de negociación medio, según analistas.

La mayor preocupación del gobierno venezolano es que 96% de sus ingresos por ventas al exterior provienen de la venta de crudo de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), por lo que la Cepal estima una caída en el PIB del país de 6% para el 2015, lo cual coloca al gobierno en una situación vulnerable rumbo a las elecciones del Parlamento, que se llevarán a cabo este domingo.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, hizo una propuesta más conservadora de reducir la producción conjunta de la OPEP en 2%, que son 600,000 barriles diarios menos al mercado. Sin embargo, el país sudamericano es el menor miembro de la organización, por lo que su propuesta podría no ser tomada en cuenta.

Depresión profunda

Los precios internacionales del crudo han caído a niveles no vistos en siete años, con el West Texas Intermediate (WTI) en 39.9 dólares por barril, y el Brent del Norte en 44 dólares, lo que ha arrastrado al precio de la Mezcla Mexicana de Exportación, que el martes se ubicó en 32.3 dólares por barril.

La producción conjunta de 30 millones diarios de barriles fue acordada por los 12 miembros de la OPEP, hace cuatro años, y no se ha reducido porque los grandes países productores fuera de la organización, principalmente Rusia, no han establecido acuerdos para bajar su extracción, mientras que Estados Unidos la incrementó en 1 millón de barriles diarios en los últimos dos años gracias a la extracción de shales, y México enfrenta una declinación en sus yacimientos, que espera revertir en los próximos años con la llegada de capitales tras la reforma energética, por lo que tampoco compromete bajas productivas. (Con información de agencias)

[email protected]