Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, contó este domingo que el empresario Carlos Slim, en un acto de honestidad, retiró la publicidad de Telcel que presumía el alcance de la cobertura celular de esa compañía sobre el territorio mexicano, al desmostarse que esto no es una realidad.

La decisión de retirar esa publicidad vino después de que el mismo López Obrador le hiciera saber al dueño de las empresas de telecomunicaciones Telmex, Telcel, Telnor, ClaroTV y Telesites, entre otras, que durante sus giras por los distintos estados y municipios de la geografía mexicana no era posible conectarse a la red de Telcel, fueran estas redes 2G, 3G o 4G-LTE.

 

“Yo creo que fue una muestra de honestidad, la de Carlos Slim; una actitud honesta, porque tenía un mensaje, un comercial que decía que 'Todo México es territorio Telcel', y yo le dije: 'Carlos, esto no es cierto… No puede uno hablar por teléfono en todos los pueblos… Desde la mañana, hasta la tarde no me puedo comunicar; no tenemos señal; ahí tiene uno que andar buscando la ansiada señal para poder hablar', y entonces dio la orden de que quitaran el comercial. Cuando menos, en eso hay que reconocer que se actuó con honestidad”, dijo el presidente.

 

Esta es la segunda ocasión en menos de una semana en que el presidente lanza algún tipo de mensaje con dirección a las empresas de Carlos Slim.

Recientemente habló en público de que en 2023 su gobierno buscaría revalidar la concesión de Telmex, comentario que desató una avalancha de opiniones encontradas en el sector mexicano de telecomunicaciones. El regulador sectorial, incluso, tuvo que salir a precisar esa información.

Andrés Manuel López Obrador es uno de los pocos políticos mexicanos, como candidato y ahora como presidente de México, que ha recorrido en más de una ocasión los 2,446 municipios que componen el territorio nacional, a su vez cercano a los 2 millones de kilómetros cuadrados.

Este conocimiento y experiencia sobre el terreno, en materia de telecomunicaciones, lo llevó, ya estando en el gobierno, a promover una política digital en la que se busca, entre otras acciones, empatar las obligaciones de cobertura de la Red Compartida, para que desde su espectro de los 700 MHz que explota, se lleve primero cobertura celular a las poblaciones más desconectadas del país.

A pesar de los comentarios del presidente mexicano sobre el alcance de cobertura de Telcel, las redes celulares de esta compañía cubren más del 94% del territorio habitado de México y esto a través de redes celulares con tecnología 4G-LTE y redes 4G-LTE Advanced (4.5G); y sus competidores directos al menudeo, Movistar y AT&T, rondan un alcance promedio del 82 por ciento. La red mayorista de Altán Redes, cuya primera antena 4G-LTE Advanced se encendió hace tres años, en marzo del 2018, ronda ya una cobertura del 75% de la población mexicana, a septiembre de este año.

Telcel es de lejos el primer operador celular de México, pues concentra 79.31 millones de usuarios de telefonía e Internet móviles, al tercer trimestre del 2021. De ellos, 14.49 millones son clientes de pospago y 64.77 millones son abonados de prepago.

La compañía ostenta además diversas frecuencias de espectro radioeléctrico, que a su vez las explota como insumo de sus redes 2G, 3G o 4G. De acuerdo con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la empresa Radiomóvil Dipsa, razón social de Telcel, es concesionaria de bandas en los espectros de 850 MHz; en 1.7/2.1 GHz, en 1.9 GHz y en 2.5 y 3.5 GHz.

Telcel informó hace cinco años, que debido a su alta concentración de usuarios móviles y tras la advertencia de un crecimiento en la demanda de datos, comenzaría un programa de virtualización de redes para aprovechar de mejor manera sus bandas radioeléctricas.

De acuerdo con el IFT, para el año 2019, México tenía una penetración del 75.1% de su población mayor a seis años de edad con acceso a la telefonía celular, unos 86.5 millones de personas.

En telecomunicaciones debe quedar claro que no es lo mismo el criterio de cobertura poblacional garantizada, que cobertura geográfica. El presidente López Obrador no aclaró en sus dichos a qué se refería con los comentarios respecto a la red de Telcel.