México, junto con otros 19 países, se comprometió a duplicar los recursos dedicados a investigación y desarrollo (I+D) sobre energía limpia en los próximos cinco años.

Este compromiso no tiene precedente por la escala de cooperación que implica.

Se llama Misión Innovación e integra los cinco países más poblados del orbe: China, Estados Unidos, India, Indonesia y Brasil. Participan también algunos de los mayores productores de petróleo y gas, como Arabia Saudita, Canadá, Emiratos Árabes Unidos y Noruega, así como países europeos, líderes en investigación de energías alternativas, como Alemania, Francia y Dinamarca.

El conjunto de estas naciones representa 75% de las emisiones mundiales de CO2, uno de los principales gases causantes del efecto invernadero, y más de 80% de la inversión en I+D de la energía limpia del mundo.

Además de incrementar la innovación mundial público-privada para ese tipo de energía, el acuerdo pretende proporcionar energía limpia asequible a los consumidores, en particular a los que habitan países de economías en desarrollo, y crear oportunidades comerciales adicionales en ese sector.

Estamos mandando un mensaje al mundo y a los mercados (...) Hay un compromiso de ir a fondo en la búsqueda de soluciones en energías limpias , dijo Brian Deese, uno de los asesores de Barack Obama en asuntos energéticos.

Estados Unidos y otros países industrializados han hecho grandes avances en investigación y desarrollo de energía eólica y solar, pero no han logrado llegar al punto en el que esta I+D haga la diferencia para resolver el cambio climático. El programa de Misión Innovación pretende cerrar la brecha.

En más de un sentido se complementa con el anuncio del fondo de inversión de millonarios, llamado Breakthrough Energy Coalition.

La inversión pública de los 20 países se encuentra en el nivel de los 10,000 millones de dólares anuales. El compromiso anunciado llevaría esta inversión a los 20,000 millones de dólares.

Antes de llegar a la reunión de COP21, en la capital francesa, 180 países han presentado sus planes para reducir las emisiones contaminantes de carbón, a fin de evitar que las temperaturas se incrementen más de 2 grados Celsius o 3.6 grados Fahrenheit, respecto de los niveles preindustriales.

Los funcionarios de EU reconocen que este compromiso podría no ser suficiente para evitar que el planeta rebase un límite que los científicos creen que podría significar disrupciones mayúsculas, por ejemplo, elevación de los niveles del mar, extinciones masivas de especies y eventos climáticos extremos como megasequías y tormentas superdestructivas. (Con información de agencias)

Islas Pequeñas piden mayor esfuerzo

La Alianza de las Islas Estado Pequeñas pidió un compromiso más grande con la reducción del calentamiento global.

Estas islas podrían desaparecer si se cumplen los pronósticos de crecimiento de nivel del mar. Sus representantes han formado un frente de negociación, junto con algunos de los países más vulnerables, entre ellos Bangladesh, Filipinas, Sudán y Vietnam.

La alianza, conocida como AOSIS por su sigla en inglés, fue una de las protagonistas de la primera sesión de la COP 21 en la capital de Francia.

Allí, exigió a EU, China y Europa reducir a 1.5 grados Celsius la meta de calentamiento global. Nuestros países son particularmente vulnerables a los impactos del cambio climático. Estamos conscientes de una manera más clara de que el tiempo se agota para llegar a un acuerdo que funcione , dijo Thoriq Ibrahim, ministro de Medio Ambiente y Energía de las Islas Maldivas y presidente de la AOSIS.

Estas islas son también conocidas como islas confeti, por su minúsculo tamaño. Suman 44 países y aportan apenas 0.00001% de las emisiones contaminantes totales.

Para su causa de buscar una meta más ambiciosa de reducción del calentamiento, han logrado el apoyo de 106 de los 191 países que asisten a la COP 21.

Sus peticiones han sido firmadas por Cristiana Figueres, la costarricense que encabeza el grupo de la ONU en Cambio Climático. Eso no basta. Esto no es una democracia. Es un juego de poder y los poderosos no están de nuestro lado , dice Saleemul Huq, uno de los voceros de AOSIS. (Con información de Agencias)

Para aclarar el horizonte global

  • El 27 de marzo México se convirtió en el primer país en desarrollo que presentó formalmente sus compromisos contra los efectos negativos del cambio climático 2020-2030 ante la Convención Marco de las Naciones Unidas.
  • La meta es generar de forma limpia 35% de la energía eléctrica hacia el 2024. Esto implicará quintuplicar la producción de energía eléctrica a partir de fuentes como el sol y el aire.
  • Los costos económicos en México por el cambio climático ascendieron a más de 338,000 millones de pesos en el periodo comprendido del 2001 al 2013.
  • Los afectados por fenómenos hidrometeorológicos en esos 12 años llegó a 2.5 millones de personas.
  • El periodo 2011-2015 es en el que mayores temperaturas se han registrado en la historia mundial, de acuerdo con la World Meteorological Association.