Playa del Carmen, Qroo. El gobierno mexicano contempla la posibilidad de cambiar la lista de productos con aranceles provenientes de Estados Unidos, en respuesta al tratamiento que han dado a las exportaciones de acero (el llamado sistema de carrusel que se utilizó como medida de protesta anteriormente ante el cierre de fronteras a los autotransportistas), comentó Guillermo Malpica, representante de la Secretaría de Economía en la negociación del TLCAN.

“Las medidas de compensación no son una camisa de fuerza, puedes modificar productos cuando quieras. Ya lo hemos hecho y permite que tus medidas mantengan el impacto deseado, porque si son los mismos, a lo largo de los meses los operadores van asimilando el costo de los aranceles y se reduce el impacto, pero además envías un mensaje a los que no están en la lista de que pueden estar”, afirmó.

Durante su participación en el foro de la ANTP, el funcionario dejó en claro que no existe un tiempo fatal para tomar la decisión y que espera que en el corto plazo se tome una decisión que favorezca a México en el tema del acero.

Por el momento, dijo, están realizando un monitoreo puntual del comportamiento de los productos que son afectados, para tomar la decisión correspondiente.

Malpica, que tiene una experiencia de 17 años en negociaciones internacionales y trabaja en una oficina de Economía en EU, también dijo a empresarios del transporte que no han recibido reacciones negativas por parte del sector privado de ese país, toda vez que tienen claro que se está actuando con base en lo que establecen las leyes.

“Hay algunos sectores, como el porcícola, que se vieron afectados, y nos han dicho que lamentan mucho la decisión, pero entienden claramente que es resultado de una acción. No ha habido una reacción en contra de que México no debió haber hecho esta acción”, agregó.

El representante de la Secretaría de Economía recordó que durante las últimas rondas de negociación del TLCAN se propuso la creación de un comité de transporte (que involucra todas las modalidades) para atender las necesidades propias del sector de manera eficiente.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx