México ascendió dos sitios en el ranking Climatescope, al obtener un puntaje de 2.02 contra 1.72 que recibió el año anterior, con lo que se colocó en el noveno puesto del índice que mide la competitividad en 58 mercados de energía limpia.

En creación de empleos, el país ocupó el lugar 29 de la tabla, escalando tres puestos. Esto refleja una mejora en su estructura por la privatización y la desagregación de la compañía eléctrica y la introducción de un mercado mayorista de energía, según el reporte.

En lo que respecta al clima para inversiones y financiamientos, subió un lugar para llegar al puesto 11, debido principalmente a las inversiones en capacidad eólica.

En la formación de cadenas de valor, el país mantuvo la séptima posición y se identificaron unas 27 cadenas de valor y cinco tipos de entidades financieras para energía limpia. Finalmente, en gestión de gases de efecto invernadero, se llevó la sexta posición gracias a un sólido conjunto de políticas de energía limpia y sus actividades de compensación de carbono.

El puntaje global del país superó al del año pasado, pero no aumentó al ritmo de otros países de América Latina y el Caribe, refiere el reporte. Sin embargo, se espera que esto cambie a medida que el país está sentando las bases de su nuevo mercado energético. Una vez que la reforma esté plenamente implementada, esperamos una nueva ola de inversión en proyectos de energía limpia , explicó el estudio.

México es el cuarto mayor destino de inversión en energía renovable entre los países del Climatescope, detrás de China, Brasil y la India, detalló. Del 2006 al 2015, la nación recibió 17,500 millones de dólares para proyectos de energía limpia y en el 2015, México atrajo nuevo récord de inversión, con 4,100 millones de dólares dirigidos a proyectos de energía limpia, casi el doble de la cifra del 2014.

Climatescope, el índice y la herramienta en línea que evalúa la competitividad en el mercado de la energía limpia entre los países en desarrollo, apoyado por los gobiernos de Estados Unidos y el Reino Unido, ofrece una representación detallada sobre la actividad en temas de energías limpias en 58 mercados emergentes en África, Asia, América Latina y el Caribe.

El grupo incluye las principales naciones en desarrollo como China, Egipto, Pakistán, Brasil, Chile, México, Kenia, Tanzania y Sudáfrica, entre otros.

Las naciones de Climatescope agregaron un total de 69.8 gigawatts (GW) de nueva capacidad de generación de energía eólica, solar, geotérmica y otras tecnologías en el 2015, la misma capacidad instalada en Australia al día China representó la mayor actividad en los países de Climatescope, pero las naciones más pequeñas también jugaron roles importantes. En comparación, los países más ricos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) construyeron 59.2 GW el año pasado.

[email protected]