Toyota de México prevé cerrar el 2018 con un crecimiento en ventas cercano a 2% y colocar 107,000 vehículos ligeros en el mercado mexicano, mientras que las ventas domésticas de la industria automotriz se han contraído casi 10% en el primer semestre, informó su director Guillermo Díaz.

Una de las grandes apuestas de la japonesa es la venta de vehículos híbridos, que ha dado un plus a Toyota para el despliegue en el mercado nacional, para lo cual buscan comercializar entre 10,000 y 11,000 unidades de esta gama.

Prius ha mantenido buena aceptación en el mercado mexicano, de modo que la marca pretende vender entre 6,500 y 7,000 unidades de dicho modelo, adicional 3,500 o 4,000 unidades del subcompacto de la misma categoría que introdujeron al inicio de este año en el mercado nacional, el Prius C.

Tom Sullivan, presidente de Toyota Motor Sales México, sostuvo que el reto para crecer este año está sustentado en que el primer semestre del año la marca logró ventas cercanas a las 52,000 unidades y obtuvo su mejor participación de mercado con 7.6% del total de la comercialización.

México es el tercer mercado más importante del mundo para la japonesa en su modelo Prius, por lo que perciben el potencial suficiente para introducir un modelo sedán híbrido antes de que concluya este año. Hilux es el modelo más vendido en México con 8,632 unidades hasta el primer semestre del año, por lo que habrá un nuevo lanzamiento de esta unidad, que fortalezca la comercialización.

En cuanto a sus otros modelos, los directivos de Toyota reportaron ventas de Yaris SD con 7,492 unidades, seguido por Avanza con 5,488 unidades, Hiace (4,795 unidades) y Corolla (3,465 unidades).

“Ha seguido creciendo nuestro volumen de ventas y la participación de mercado se ha incrementado, de hecho, en el 2017 logramos un récord histórico de ventas con más de 105,000 unidades vendidas, con lo que mantuvimos la cuarta posición de la industria automotriz con 6.9% de participación de mercado”, afirmó Guillermo Díaz.

Abundó: “Estamos conscientes de que aún tenemos muchos retos por delante, para Toyota esta época de transición en nuestro país representa una excelente oportunidad de seguir sumando esfuerzos para fortalecer a México, ante los retos económicos globales”.

Por ello, destacó que su planta en Guanajuato, México, iniciará operaciones en diciembre del 2019.

lgonzalez@eleconomista.com.mx