Al término del año pasado, ciudades de 23 de las 32 entidades federativas registraron un incremento anual en la subocupación, sector compuesto por aquellas personas que cuentan con un empleo pero que aseguran tener necesidad y disponibilidad de laborar por más horas, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Acapulco lideró el listado. El subempleo en esa metrópoli guerrerense pasó de 4% de la población ocupada en el cuarto trimestre del 2010 a 16.1% en el mismo periodo del año pasado, para culminar en 46,351 habitantes.

La Paz se colocó en la segunda posición, con un incremento de 10 a 13.8%, mientras que en Zacatecas avanzó de 9.4 a 11.9 por ciento.

Le siguieron las urbes de Tampico, Hermosillo, Chihuahua, Culiacán, ciudad de México, Colima y Querétaro, las cuales completaron las 10 entidades con un mayor incremento en el rubro.

CONDICIONES LABORALES, LA CAUSA

De acuerdo con analistas, el incremento obedeció a que las condiciones en el mercado laboral no terminan de recuperarse en el país.

El retroceso en el mercado laboral no únicamente se da en materia de desocupación, un aspecto igualmente relevante es atender la mala calidad de la ocupación que se ha generado. Lo anterior sintetiza el círculo vicioso en el que la nación se encuentra: se han disminuido salarios, prestaciones y horas de trabajo , comentó el director del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de Monterrey, José Luis de la Cruz.

Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, la cual elebora el INEGI, el número de personas que ganó hasta un salario mínimo (1,746 pesos mensuales, en promedio de las zonas A, B y C) aumentó de 12.66% de la población ocupada en el 2010 a 13.31% en el 2011.

El salario mínimo promedio -cabe destacar- creció en términos reales sólo 0.67% el año pasado.

En cuanto al número de personas que no tiene acceso a las instituciones de salud, el INEGI reveló que el porcentaje aumentó de 63.44% a 64.44% de la población ocupada en el mismo periodo.

En términos absolutos, la subocupación en las principales 32 urbes del país, donde el instituto mide el desempleo, creció 22.24% a tasa anual en el 2011.

En conjunto, el fenómeno se integró por 1.49 millones de personas, es decir, 7.5% de la población ocupada y 35% de la población subempleada en toda la nación (4.3 millones de personas).

En el 2010, los habitantes que buscaron un segundo trabajo de las 32 metrópolis representaron sólo 6.41% de la población empleada.

SEIS ESTADOS SUPERAN NIVEL NACIONAL

En el cuarto trimestre del año pasado, 9% de la población ocupada en el país dijo tener necesidad de un segundo empleo. Ciudades de seis estados superaron ese nivel. Se trata de Acapulco, Tlaxcala, La Paz, Zacatecas, Tepic y Culiacán.

El analista de Multiva, Óscar Jiménez, comentó que la creación de plazas laborales de calidad es el gran pendiente de esta administración. Coincidió con De la Cruz en el aspecto de que no sólo falta generar más trabajo, sino también mejorar las condiciones de contratación.

En el otro lado de la tabla, fueron nueve las ciudades donde se redujo el subempleo: Tlaxcala, Saltillo, Mérida, Pachuca, Cancún, Cuernavaca, Puebla, Monterrey y Tijuana.

[email protected]