La empresa noruega Yara, comercializadora de fertilizantes a nivel global, busca ampliar su participación de mercado en México, sobre todo en maíz (la cual actualmente es de 13%), sobre todo ahora que en el país no se permitirá la siembra de maíz transgénico y se requiere de nuevas herramientas para aumentar la producción, actualmente de 25 millones de toneladas (se importan, además, otros 17 millones de toneladas).

Según informes de la compañía, sus ventas ascendieron a 600,000 toneladas de producto, lo que le da una participación de 13% del mercado nacional; la meta es llegar a 20% de mercado en el 2023.

En conferencia de prensa, Rodrigo Prom, director de marketing de Yara Latinoamérica, presentó un nuevo producto, MásMaíz, una solución que busca impulsar el crecimiento de los productores “para que obtengan más kilogramos por hectárea de manera rentable y mayor acceso a tecnologías y buenos conocimientos”.

Al respecto, Jorge Gage, director general de Productividad y Desarrollo Tecnológico de la Secretaría de Agricultura, destacó que en nuestro país se utilizan aproximadamente 5 millones de toneladas de fertilizante, de las cuales 75% son importadas y cuyo mercado asciende a 30,000 millones de pesos, motivo por el que el gobierno federal lanzó el Programa Nacional de Fertilizantes, que busca impulsar la elaboración local del producto.

Mejor retorno de inversión

La compañía de capital noruego pretende otorgar un mejor retorno de inversión a los productores mexicanos. “Queremos que sientan que están en buenas manos para nutrir su cultivo y minimizar los riesgos”. La firma promete 70% más producción por kilogramo de nitrógeno aplicado.

Hay un factor en el que sí se puede influir para mejorar la rentabilidad de la siembra de maíz, y se trata de la nutrición vegetal balanceada, explicó Patricia Rodríguez, gerente de Agronomía para Yara México. “Así, la nueva solución de Yara, MásMaíz, con todos los elementos que la componen, incluyendo el programa nutricional para maíz, aporta mejorar la rentabilidad de los maiceros mexicanos”.

Los directivos agregaron que la propuesta de Yara es ayudar a una mejor situación productiva para los cultivos de maíz, “ya que brindará un plan nutricional que tiene como objetivo aumentar la rentabilidad de los mismos, hasta 10% extra en la producción. MásMaíz también contribuye a reducir la huella de carbono: su portafolio de productos disminuye las emisiones de gases de efecto invernadero”.