El subsecretario de Hidrocarburos, Aldo Flores, aseguró que no se ha descartado la posibilidad de licitar bloques de petróleo y gas no convencional en esta administración, aunque para ello se requiere la aplicación de un régimen fiscal distinto.

En la cátedra de Gas Natural Fenosa explicó que ya se ha liberado regulación ambiental suficiente para proceder con base en la experiencia internacional, pero que todavía se deben afinar detalles en torno a la competitividad que buscan para estas licitaciones.

“El shale (hidrocarburos no convencionales) es algo que seguimos evaluando. nos interesa comenzar su explotación, no hemos soslayado esa oportunidad”, aseguró, “se requería de una estructura institucional y regulatoria para atender cuestiones relacionadas con el manejo del agua y la protección del medio ambiente, pero ya está casi lista y ahora necesitamos afinar detalles para definir si salimos o no con una licitación de no convencionales”.

Desde la aprobación de la legislación secundaria de la reforma energética, en el 2014, el gobierno estableció que llevaría a cabo rondas petroleras en las zonas con alto potencial de hidrocarburos no convencionales a la par de las que contienen recursos convencionales en tierra y aguas adentro, además de los bloques en aguas profundas. Pero ni la Ronda 1 ni la Ronda 2 contaron con una licitación para estas áreas, debido a que faltaba una regulación específica en materia ambiental, misma que publicó el año pasado la Agencia de Seguridad Energética y Ambiental en Materia de Hidrocarburos, así como condiciones de rentabilidad, que ya liberó la Comisión Nacional de Hidrocarburos y lo relacionado con el manejo y desecho del agua, que se debe ajustar con la Comisión Nacional del Agua.

Además, existe la protección en materia social desde la Ley de Hidrocarburos, a través de la consulta a pueblos indígenas, cuando sea necesario, y la evaluación de impacto social que realiza la Secretaría de Energía (Sener) para todos los proyectos energéticos. Sin embargo, se requieren también condiciones fiscales que vuelvan más atractiva la explotación de estos recursos.

“Desde la redacción de la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos se establece un régimen fiscal diferenciado para el petróleo y el gas, y el del gas es más generoso, por así decirlo. Para los no convencionales tendrá que hacerse la adaptación necesaria y eso también es parte de nuestra evaluación”, aseguró el subsecretario de Hidrocarburos.

[email protected]