La Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares tiene algunas lagunas que la hacen poco clara y hasta subjetiva, en la parte de multas económicas y de tipo penal que podrían afectar a la industria, aseguró Eduardo Achach, presidente de la Asociación de Merca Directa, que agrupa a los principales call centers de México.

La ley conceptualmente está bien, nosotros mismos la propusimos desde hace 10 años en intentos de leyes como ésta, sólo hay dos temas que se tienen que ajustar , dijo.

En el caso de las multas económicas, los industriales de call centers piden que sean proporcionales. Respecto de las sanciones penales, que sean por cuestiones comprobables y se apliquen a individuos, no a las empresas.

Multas, desproporcionadas

Achach comentó que las multas que propone dicha ley son desproporcionales , pues en ocasiones el tamaño de las empresas no da para cubrir montos de hasta 16 millones de pesos, como dice la ley.

Hay una preocupación del uso de información personal de la gente por delitos como las extorsiones, pero eso lo hace la delincuencia que opera fuera de la ley, y no esta industria , destacó.

La ley establece en su artículo 1 y 2, que es de orden público y de observancia general en toda la República y tiene por objeto la protección de los datos personales en posesión de los particulares, con la finalidad de regular su tratamiento legítimo, controlado e informado, a efecto de garantizar la privacidad y el derecho a la autodeterminación informativa de las personas.

Además, son sujetos regulados por esta ley, los particulares sean personas físicas o morales de carácter privado que lleven a cabo el tratamiento de datos personales.

Somos una industria de negocios legalmente constituidos... hay cosas que van a ser ilegales, pues un error en una empresa podrá ser considerado como un delito , explicó.

cjescalona@eleconomista.com.mx