Seattle, EU.- La región de Latinoamérica volverá a hacer volar sus números y luego de que los últimos años presentara caídas, se espera que los siguientes dos -incluido 2018-, el crecimiento de la región se ubique entre 4 y 6%, siendo los países que lideren: México, Brasil y Argentina, dijo en entrevista Oscar Muñoz, director ejecutivo de United Airlines.

Detalló que no esperan tener afectaciones por ser año electoral en dos de sus principales regiones, México y Brasil.

“En lo que respecta a nuestros resultados, la combinación de la estrategia y el desarrollo y la implementación durante el año pasado, Unidos por mucho tiempo no estaba creciendo, en realidad se estaba reduciendo y eso realmente perjudicó nuestro espacio competitivo, por lo que anunciamos que estamos volviendo a crecer”, dijo Muñoz. 

Las acciones que estarán implementando para continuar con su crecimiento estarán basadas en tres ejes: verificar que se está creciendo bien, cuidar a los clientes, y sobre todo, ser eficientes, “seguimos siendo en Estados Unidos la compañía más costosa, así que tenemos que mejorar nuestros márgenes”.

Compartió que si bien las malas experiencias denunciadas en redes sociales -como maltratos de racismo y recientemente la muerte de una mascota en vuelo- no han afectado su volumen de ventas, sí existió una merma en la percepción de su marca, por lo que su acción ha sido no sólo escuchar al consumidor, también a sus trabajadores, para atender sus demandas.

Respecto al desarrollo del mercado en México, país en el que cumplieron 50 años en 2017, calificó el directivo como de potencial para continuar desarrollándose, sin dejar de lado la expectativa por el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México. 

“La Ciudad de México es un lugar interesante, está muy concurrida, hay mucha gente allí y tenemos que ver, hay muchas posiciones encontradas en el nuevo aeropuerto. Vamos a asegurarnos de que tarifas tendremos, y ya que sepamos qué tenemos como empresa cuántas salas tenemos, cuántos slots tenemos”, expuso Oscar Muñoz.

Asimismo, Alex Savic, manager director de venta en Latinoamérica para United Airlines, dijo que la incertidumbre del nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México ha hecho a la compañía tomarse con calma las inversiones en nuestro país, en especial la llegada de su renovada primera clase Air Polaris. 

“El primer país al que llegamos con United Club fue Mexico, y lo que queremos hacer es crecer dicho club, pero desafortunadamente estamos preocupados de hacer inversiones adicionales porque no sabemos cuándo ni qué esta pasando con el nuevo aeropuerto”, comentó en entrevista Alex Savic, manager director de venta en Latinoamérica para United Airlines, en el marco de la entrega de Boeing a United de un Boeing 700-300.

La estadounidense presento a inicios 2017 una renovación a su servicio de primera clase, al cual nombraron Air Polaris, la oferta consiste en mayor privacidad y asientos que se pueden reclinar hasta hacer una cama; experiencia que ya está disponible en algunas unidades del Boeing 767 y Boeing 700-300ER.

Si bien Air Polaris está concentrada para vuelos largos -destinos en América del Sur, Asia y Europa-, hacia 2020 cada semana se estará convirtiendo un avión, actualmente hay 25 de los 745 con que cuentan actualmente. 

Savic sostuvo a El Economista que se encuentran deseosos de que sus clientes del Club United puedan tener en la ruta Mexico-Estados Unidos la oferta Air Polaris, tendencia que está liderando la marca en los centros de negocio.

“Tener el aeropuerto hará que las inversiones lleguen antes -a Mexico-. Entonces a mejores facilidades, infraestructura y demanda, más pronto llegan las inversiones; llegarán -a Mexico-, no importa qué, es sólo cuestión de cuándo”, apuntó.

Sin compartir números exactos, calculó que la demanda podría crecer al doble dígito con la puesta en marcha del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.  

maria.rodriguez@eleconomista.mx