La Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentará hoy martes la actualización de los datos acerca del impacto del Covid-19 sobre el desempleo a nivel regional y mundial.

El nuevo informe analiza los sectores más afectados y los trabajadores que corren mayores riesgos de perder sus empleos o de ver sus horas de trabajo significativamente reducidas, con datos desglosados por región. Además, hace un llamado a favor de respuestas políticas urgentes a fin de atenuar el potencial impacto catastrófico de la pandemia sobre el mercado de trabajo mundial.

Las estimaciones que presentó la OIT en marzo fue que la pandemia podría aumentar el desempleo mundial en casi 25 millones de personas.

En su análisis previo destacó que el aumento del desempleo mundial podría ser de entre 5.3 millones (hipótesis “prudente”) y 24.7 millones (hipótesis “extrema”) a partir de un nivel base de 188 millones en el 2019. En comparación, la crisis financiera mundial del 2008-2009 aumentó el desempleo mundial en 22 millones.

Asimismo, informó que más allá de la inquietud que provoca a corto plazo para la salud de los trabajadores y de sus familias, el virus y la consiguiente crisis económica repercutirán adversamente en el mundo del trabajo en tres aspectos fundamentales, a saber: 1) la cantidad de empleo (tanto en materia de desempleo como de subempleo); 2) la calidad del trabajo (con respecto a los salarios y el acceso a protección social); y 3) los efectos en los grupos específicos más vulnerables frente a las consecuencias adversas en el mercado laboral.

Por otra parte, la OIT informó que como consecuencia de la propagación del Covid-19, el Consejo de Administración  aplazó la próxima reunión anual de la Conferencia Internacional del Trabajo, cuya celebración estaba prevista del 25 de mayo al 5 de junio en Ginebra. Dicha decisión se adoptó a raíz de las estrictas restricciones de viaje impuestas en todo el mundo debido a la pandemia.

[email protected]