Monterrey, NL. Kia Motors México informó que suspenderá temporalmente la producción de vehículos en su planta de Pesquería a partir del próximo 6 de abril, siguiendo las recomendaciones del gobierno federal, por la declaratoria de emergencia sanitaria para evitar contagios de coronavirus.

“No teníamos ningún motivo (para suspender actividades), el gobierno federal está haciendo la petición para contrarrestar las posibilidades de infección y siguiendo esa recomendación se está considerando suspender la actividad temporalmente, a partir del lunes 6 de abril”, comentó a El Economista, Víctor Alemán, gerente de relaciones públicas de Kia.

No hay una fecha de cuándo podrían regresar a laborar, esto dependerá de las instrucciones del gobierno federal.

“El objetivo principal es proteger a la planta laboral, a la población de Nuevo León y México, creo que otras compañías en la entidad están haciendo algo similar, es el espíritu de colaborar”, abundó el directivo.

Informó que los 2,400 empleados que tienen en el proceso de producción entrarán en suspensión el próximo lunes.

Durante el tiempo en que se suspendan actividades, van a aprovechar para dar mantenimiento y limpieza profunda a la planta y a sus instalaciones.

Kia Motors México produce aproximadamente 250,000 unidades al año, de los modelos Forte, Rio y Hyundai Accent.

kg