El escrutinio de los votos emitidos por los trabajadores de una instalación de Amazon en Alabama comenzó este martes y de su resultado dependerá la creación del primer sindicato de esa empresa en Estados Unidos.

Se espera que el recuento demore varios días a causa de posibles impugnaciones de hojas de votación y Amazon advirtió que buscaría evitar que la formación de sindicatos se afiance en sus operaciones.

"Hemos invitado a todos nuestros empleados a votar y que sus voces sean oídas en los próximos días", dijo a la AFP una vocera del gigante mundial de comercio electrónico.

"Nuestros empleados saben la verdad: salarios iniciales de 15 dólares por hora o más, seguro de salud desde el primer día y un lugar de trabajo seguro e inclusivo", añadió.

El recuento de los votos, que comenzaron a ser enviados por correo el 8 de febrero, se realizará a puerta cerrada y bajo supervisión de la agencia de relaciones laborales de Estados Unidos.

Los votos pueden ser impugnados por las más diversas razones como firmas en el lugar equivocado o descripción equivocada de la función en la empresa.

Si la mayoría lo aprueba, el sindicato representaría a los 5,800 empleados del local de clasificación y empaque de Bessemer, Alabama.

En caso de formarse el sindicato, se abriría el camino para formar otros en otras instalaciones de Amazon así como en otras compañías.

Líderes sindicales y políticos alegan que los empleados de Amazon trabajan bajo constante presión, mínima protección laboral y subrayan que precisan negociar colectivamente.

Amazon, que con 800,000 trabajadores es el segundo mayor empleador de Estados Unidos, sostiene que sus empleados no necesitan un sindicato y que ya les paga más que muchas otras compañías.