La compra y venta de mercancías mediante internet, catálogos o televisión registró un aumento de ingresos de 28.8% en comparación anual durante febrero del 2019. El comercio mediante este tipo de plataformas continúa en su fase de expansión desde junio del año pasado.

En promedio el crecimiento anual del comercio electrónico, por catálogos y televisión ha sido de 22.0% durante este lapso, una cifra que supera significativamente la expansión registrada para el comercio total minorista (2.7%), de acuerdo con cifras de la Encuesta Mensual sobre Empresas Comerciales (EMEC) del Inegi.

Por su parte el comercio total minorista registró un incremento de sus ingresos de 1.6% en el segundo mes del año. Este resultado se alinea con la tendencia constante que ha seguido durante los 12 meses más recientes.

En la cima

Además de las mercancías comercializadas en internet, catálogos o televisión -que fueron las que registraron la expansión más pronunciada-, otros rubros del comercio también presentaron resultados positivos.

En febrero los ingresos del comercio de ropa, bisutería y accesorios incrementaron 8.6% en comparación anual, los de la comercialización de bebidas, hielo y tabaco aumentaron 6.7% y los de mercancías en tiendas departamentales crecieron 6.4 por ciento.

Otras expansiones importantes se presentaron el la compra y venta de muebles y electrodomésticos (6.3%), los artículos de ferretería y tlapalería (5.0%), las mercancías en tiendas de autoservicio (4.0%), los productos para el cuidado de la salud (3.2%), los zapatos (2.6%), las motocicletas (2.6%), los artículos para regalar (1.7%), los combustibles y lubricantes (1.6%) y los automóviles y camionetas (1.0 por ciento).

A la baja

El comercio de algunos productos mantiene presiones negativas en el dinamismo del sector comercial en conjunto. La lista de números rojos la encabezó el comercio de perfumería y joyería con una caída anual de 18.1% en sus ingresos generados.

Durante febrero del 2019 también cayeron los ingresos de las empresas que comercializan mobiliario y equipos de computación y electrónicos (11.4%), productos textiles excepto ropa (9.3%), papelería, libros, revistas y periódicos (5.0%), abarrotes y alimentos (1.6%), artículos para el esparcimiento (1.5%), y autopartes y artículos automotrices (0.7 por ciento).