Las cementeras francesa Lafarge y suiza Holcim anunciaron el lunes un primer plan de ventas de activos -entre ellos en Brasil- por 6,500 millones de euros en el marco de la fusión de ambas empresas.

Este primer plan de ventas incluye empresas en Europa, Canadá, Brasil y Filipinas, indicaron las dos cementeras en un comunicado común. Las ventas se concretarán sólo si la fusión entre ambas empresas llega a término.

La Comisión Europea dio luz verde a la fusión entre esos dos gigantes del sector con la condición de que se separaran de varis empresas, particularmente en Europa.

"Con este proyecto de transacción cuyo valor refleja la calidad de los activos" cedidos "franqueamos una etapa mayor hacia la creación de LafargeHolcim", dijo Wolfgang Reitzle, futuro presidente y Bruno Lafont, futuro director general.

La fusión entre Lafarge y Holcim dará nacimiento a un coloso del cemento de 32,000 millones de euros de facturación (antes de las cesiones) y tendrá 130.000 empleados en 90 países.

abr