La minera diversificada y productor de energía Freeport-McMoRan informó que suspendió el pago de su dividendo anual de 20 centavos de dólar por acción para ahorrar efectivo, en medio de un desplome en los precios de las materias primas.

La suspensión del dividendo generaría un ahorro de costos anual de casi 240 millones de dólares y mejoraría su liquidez, informó este miércoles la compañía.

Freeport, que ha sido presionada por el inversor activista Carl Icahn, redujo aún más el miércoles sus planes de gasto de capital para el 2016 y 2017. La compañía dijo también que está buscando otras alternativas financieras, incluyendo la potencial venta de intereses minoritarios en ciertos activos mineros.

Freeport redujo en un 10% su presupuesto de gasto de capital en el 2016 para sus operaciones de petróleo y gas, a 1,800 millones de dólares y disminuyó en 40% su presupuesto en el 2017, a 1,200 millones de dólares.

La compañía dijo en octubre que designaría dos nuevos directores en su junta directiva bajo los términos de un acuerdo con Icahn, que contaba con el 8,8 por ciento de participación en Freeport al 2 de septiembre.

Las acciones de la minera han caído un 71% este año. Los papeles cerraron en 6.74 dólares el martes en Nueva York.

erp