La regulación de la marihuana podría generar una industria de hasta 6,000 millones de dólares, por lo que el ex presidente de México, Vicente Fox y empresarios exhortaron porque ya le den salida de revisión y sea publicada en el Diario Oficial de la Federación (Dof).

“Es indispensable la regulación que va a ampliar y clarificar el marco de la Ley, sería muy triste que habiendo abierto un cambio vía la ley, que los reguladores por miedo restringen los alcances de la Ley, por ejemplo en la regulación no se permite la producción nacional. Imagínense qué criterio de lanzar esta nueva industria para que se beneficien los extranjeros, ese es un error grave, no permitir la producción nacional”, expresó Fox en el marco de la presentación de Canna México, que se realizará a finales de mayo en Guanajuato.

En abril de 2017 la Cámara de Diputados aprobó las reformas que permitirán el uso medicinal y científico de la marihuana, pasando la batuta a la Secretaría de Salud para diseñar políticas públicas que regulen el comercio local, exportación e importación de los productos que contengan concentraciones menores del 1% de las sustancias activas, como el tetra hidro cannabinol (THC). En tanto, la siembra, cultivo o cosecha de plantas de marihuana no será punible cuando se lleve a cabo con fines médicos y científicos, en términos de las reglas que emitirá el Ejecutivo Federal.

Dichas reglas se encuentran en el Reglamento para el uso medicinal de la cannabis que se encuentra todavía en revisión por la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) y la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). 

“Estamos tomando en cuenta todas las opiniones y comentarios que recibimos que son más de 116, entonces estamos tratado de que todas las opiniones se vean reflejadas ahí. Lo que estamos haciendo es el procedimiento para la publicación, y no tiene un tiempo determinado”, dijo en entrevista Carlos Lizardi, director jurídico de Cofepris, quien señaló que ya hay empresas interesadas, pero todas están esperando a que esté listo el marco Regulatorio, donde se contemplan capítulos de investigación, uso industrial e uso medicinal. 

“Yo creo que el gobierno, la autoridad de Salud o la reguladora Cofepris tienen que jugar con el proceso electoral, ya es tiempo que nos entreguen a México esa regulación, porque éste vacío se está llenando en otros lados, no hay que esperar que venga la elección, no creo que se requiera tanto tiempo”, acotó Fox.

A mediados de enero el titular de la Cofepris, Julio Sánchez y Tépoz estimó que el Reglamento tendría que salir de su revisión final en el primer trimestre del año en curso -2018-; sin embargo, nos compartió que continua bajo la revisión de la Cofemer, y no se sabe cuándo podría publicarse, “no diría que está detenido, es un proceso normal de revisión por el que tiene que pasar, estamos corriendo ese proceso”.

Por su parte, Fernando Belaunzarán, presidente de la comisión organizadora del Foro internacional de políticas de droga de la LVII legislatura, expuso que la Ley dice que tiene que haber producción nacional para fines médicos, pero el proyecto de reglamento sólo da para investigación, “entonces el reglamento tiene que cumplir con la Ley, no puede darte menos, y se ha demandado eso, y una salida podría ser el autocultivo”. 

Raúl Elizalde, empresario y activista de la Fundación Grace, apuntó que entre los puntos buenos que observó en el Reglamento es que los productos que están por arriba del 1% de las sustancias activas, como el tetra hidro cannabinol (THC) van a estar disponibles, considerados como psicotrópicos, “algo bueno, porque sí hay que tener regulación de esos productos. La segunda cosa buena es que da claridad para poder hacer investigación científica, algo que se necesita en este país”.

El valor estimado del mercado de medicamentos en México asciende a 200,000 millones de pesos al año, de los cuales 4% corresponden a la división de psicotrópicos, con un valor alrededor de 8,000 millones de pesos.

maria.rodriguez@eleconomista.mx