Altán Redes y el Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones (Promtel) firmaron este martes el contrato de Asociación Público-Privada que da inicio formal al proyecto de telecomunicaciones más grande en la historia de México, Red Compartida, cuya infraestructura de banda ancha mayorista permitirá que el 92.2% de los mexicanos tengan acceso a la mejor tecnología de comunicaciones disponible a nivel mundial.

Tras la firma del contrato, se constituirá un fideicomiso al que se dotará con 50 millones de dólares y el aporte de la garantía de cumplimiento.

NOTICIA: Queda constituido formalmente Altán

De esta forma, a partir de la firma del contrato comienzan las labores de despliegue de la Red Compartida, cuyo inicio de operaciones está previsto para el 31 de marzo de 2018.

El modelo de Asociación Público-Privada es considerado como el óptimo para explotar un activo aportado por el estado, como es el espectro radioeléctrico, pero que también requiere de una fuerte inversión adicional, algo que únicamente puede abordarse junto con la iniciativa privada.

Altán Redes y Promtel cuentan con los títulos de concesión necesarios para la firma de este acuerdo desde el pasado 17 de enero, cuando fueron otorgados por el pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones.

OPINIÓN: Detrás de la Red Compartida

mfh