Llevar conectividad a todas las escuelas del país se podría lograr entre tres y cinco años, siempre y cuando se tenga respaldo financiero y una política integral a largo plazo, sostuvo Andrés Maz, director ejecutivo de Política Pública de Cisco Latinoamérica.

Conectar escuelas es más sencillo que desplegar una red nacional de banda ancha, dado el despliegue de redes móviles, avances tecnológicos, la red de Telecomm, en tres o cinco años debería ser factible siempre y cuando se tenga el apoyo financiero , dijo.

Manuel Wiechers, gerente de Desarrollo de Negocio en Educación de Cisco México, dijo que hoy en día las redes existentes de carriers en el país no llegan a todas las poblaciones donde se requiere llegar incluyendo escuelas, por lo que hay que hacer inversiones para llegar con banda ancha: con tecnología satelital se lograría en dos años.

Inicialmente se podría llegar satelitalmente y conforme van llegando sustituir redes terrestres o inalámbricas, redes en las escuelas es casi inexistente en el país, es el reto más grande que se debe hacer en este momento , dijo.

Coincidieron en que la oportunidad es ampliar la visión de México Conectado, verlo como programa integral, transversal, cuyo eje de la digitalización reciba los fondos que requiere .

Con base en datos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a la fecha hay 65,000 sitios públicos conectados, 45,000 están en proceso de licitación y la expectativa es llegar a los 100,000 sitios conectados antes de que concluya el año; la meta sexenal es de 250,000 sitios.

Según los directivos, se desconoce la situación en conectividad en las escuelas.

cjescalona@eleconomista.com.mx