La italiana Enel ha vencido la disputa por el control de Eletropaulo, la mayor distribuidora de energía de Brasil, al presentar una oferta muy superior a la de Neoenergía, subsidiaria de la española Iberdrola, tras una dura batalla por su control.

De acuerdo con un comunicado de Eletropaulo, Enel ofreció el miércoles, cuando vencía el plazo para presentar las últimas propuestas, 45.22 reales (10.45 euros) por cada acción de Eletropaulo, mientras que Iberdrola ofreció 39.53 reales (9.08 euros) por título.

Eletropaulo, que abastece de energía a São Paulo, la mayor ciudad de Brasil, informó en su comunicado que, según las reglas establecidas, “sólo la oferta presentada por Enel será registrada en la subasta que se realizará el 4 de junio, sin que se permita la elevación del precio por los otros interesados”.

La propuesta de Enel implica un desembolso de entre 3,714.5 millones de reales (860.4 millones de euros) en caso de que adquiera la mitad más una de las acciones de Eletropaulo (82 millones 142,867 títulos), que le darían el control de la empresa, y 7,567.3 millones de reales (1,752.9 millones de euros) en caso de que las compre todas (167 millones 343,887 títulos).

La Oferta Pública de Acciones (OPA) de Enel está condicionada a que la italiana pueda adquirir el control accionarial (la mitad más una de las acciones) de la distribuidora en la subasta que se realizará el lunes en la Bolsa de valores de São Paulo.

La presentación de las últimas ofertas en sobre cerrado supone el fin del duelo entre las dos mayores empresas de energía de Europa por el control de una de las más importantes distribuidoras de Brasil. Eletropaulo era objeto de una intensa disputa entre la subsidiaria brasileña de Iberdrola y la italiana Enel, que habían presentado distintas ofertas por las acciones de la compañía desde mediados de abril pasado. En esa puja también participó Energisa, otra de las grandes distribuidoras de Brasil, pero el pasado 4 de mayo se retiró de manera definitiva por prudencia financiera, según alegó.

Hasta este martes, la OPA de Enel se situaba en 32.20 reales (7.45 euros) por cada acción de la distribuidora, mientras que la de Neoenergía estaba en 32.10 reales (7.43 euros) por título. La Comisión de Valores Mobiliarios (CVM, regulador bursátil) había establecido que las firmas interesadas tenían plazo hasta este miércoles para mejorar sus ofertas y que la respectiva subasta en la Bolsa de São Paulo se realizará el próximo lunes.

La puja por el control de Eletropaulo se produjo después de que la estadounidense AES, su mayor accionista junto al estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil, anunciara su interés en vender su participación en la empresa.

Mientras que AES posee 50.52% de las acciones ordinarias de Eletrobras y 16.84% del capital total, el BNDES y el gobierno brasileño son dueños en conjunto de 46.48% de las acciones ordinarias y de 16.70% del capital total.

El gran interés por Eletropaulo obedece a que esta distribuidora es la mayor del país en facturación y responsable de abastecer la región metropolitana de São Paulo, la mayor ciudad del país.

Enel controla las distribuidoras de energía de los estados de Río de Janeiro y Ceará. Neoenergía, de la que Iberdrola posee 52.45%, es responsable de la distribución en los estados de Bahía, Pernambuco y Río Grande do Norte y en algunos de los municipios del interior del estado de São Paulo.

La adquisición de Eletropaulo supondría para Neoenergía reforzar su posición como mayor distribuidor de energía de Brasil en número de clientes.

Brasil reducirá exenciones de impuestos por baja al diesel

La reducción de 0.46 reales (0.12 dólares) al precio del diesel, que se realiza por medio de incentivos fiscales, costará a las arcas públicas este año 4,000 millones de reales (1,072.42 millones de dólares). El valor será compensado, según el secretario de la Receita Federal, Jorge Rachid, con la disminución de incentivos tributarios como la revocación del régimen especial de la industria química, el corte del porcentaje de resarcimiento al exportador del Reintegra y cambio en la alícuota del mismo además de la reanudación de la nómina.

Para intentar acabar con la paralización de los camioneros debido al elevado precio del diesel, el gobierno anunció que adoptaría medidas para disminuir en 0.46 reales (0.12 dólares) el precio de ese combustible. Del total, 0.16 reales están siendo absorbidos por la reducción del PIS / Cofins y Cide Combustibles y 0.30 garantizados con resarcimiento directo para Petrobras con recursos presupuestarios.

El miércoles por la noche en edición extra del Diario Oficial de la Unión, el gobierno publicó estos instrumentos como medida provisional. Rachid explicó que esto fue necesario para garantizar el cumplimiento de la Ley de Responsabilidad Fiscal que prevé la compensación de pérdidas de ingresos.

En vías de recuperación

Brasil mostró señales de normalización este jueves. La Federación Única de los Petroleros de Brasil recomendó inesperadamente que sus miembros suspendieran una huelga de 72 horas que comenzaron el día previo después de que una Corte dijo que la organización sería multada con 2 millones de reales (537,000 dólares) por cada día que se extendiera el paro.

El tribunal calificó de ilegal la huelga, señalando que la medida tenía fines políticos en lugar de objetivos laborales.

El final de la huelga que reclamaba cambios Petrobras será un alivio para la petrolera, cuyas acciones se han desplomado casi 30% en las últimas dos semanas por temor a que el gobierno revirtiera sus políticas recientes. (Con información de Valor Económico y Reuters)