A la hora de elegir al proveedor de servicio móvil, 40.2% de los usuarios de pospago pondera principalmente la cobertura, seguido de la calidad del servicio con 37.4 por ciento. En contraste, sólo 5.3% y 4.3% de los suscriptores consideran que el precio y las promociones son determinantes en su elección de operador, según cifras de The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

Al segundo trimestre se contabilizaron 21.4 millones de suscriptores móviles en la modalidad de pospago, lo que representa 18.2% del total del mercado, un crecimiento anual de 7.9% en comparación con el segundo trimestre de 2017. De acuerdo con la empresa de consultoría, el alza está explicada por mejores condiciones de oferta en este segmento como más MB de datos móviles, consumo ilimitado en apps de redes sociales, mensajería instantánea y transporte, así como la inclusión de suscripciones a plataformas de video bajo demanda por Internet.

Prueba de ello es que Movistar, a pesar de ocupar el tercer lugar en participación de mercado, durante el trimestre de referencia, contabilizó 2.4 millones de usuarios, con un incremento anual de 15.2%, producto de una estrategia en su oferta de pospago y la disponibilidad de servicios de valor agregado como Spotify a precio preferencial y Blim, derivado de su acuerdo con Televisa.

Por su parte, Telcel alcanzó un total de 13.1 millones de usuarios equivalente a 61.3% del mercado de pospago. Telcel mantiene una estrategia enfocada en la atracción de clientes de alto valor al fijar tarifas agresivas en esta modalidad, así como al ofrecer planes con mayores subsidios a equipos y proveer  de servicios móviles 4.5G.

AT&T, con 5.9 millones, logró una participación de mercado de 27.7 por ciento. En cuanto a ingresos, durante el segundo trimestre del 2018 los operadores móviles generaron un total de 21.8 millones de pesos correspondientes al mercado de pospago, lo cual implica una disminución de 0.5% con respecto al mismo periodo del 2017.

The CIU argumentó que la concentración que aún registra el mercado móvil en el segmento de pospago beneficia al preponderante en términos de mayor músculo financiero para desplegar infraestructura.

[email protected]