En Querétaro al menos 3,509 personas menores de 17 años trabajan en empleos formales como tiendas de autoservicio, tianguis, mercados, autolavados o restaurantes, según datos del estudio realizado por la organización de Espacios de Desarrollo Integral AC (EDIAC) en el 2009.

Ello ubica a la entidad en el sexto lugar en materia de trabajo infantil, tras ciudades como Guadalajara, Tijuana, Monterrey, San Luis Potosí y Toluca.

De acuerdo con ese estudio, en la cifra también se contabilizan a los niños indígenas que provienen principalmente de los municipios de Amealco y Tolimán.

En tanto que el Sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) estatal reveló que, de acuerdo con las cifras del 2009, 2,156 niños entre los 11 y los 17 años trabajan en la entidad.

El estudio de EDIAC clasifica que 1,312 niños de entre seis y 17 años laboran en tianguis y en el comercio informal; 267 en tiendas de autoservicio; 264 en mercados y central de abastos; 188 en cruceros; 52 en contenedores de basura, 38 en plazas y jardines, y 35 en establecimientos nocturnos.

Reciben hasta 60 pesos

De acuerdo con los datos de EDIAC, los niños y adolescentes trabajadores laboran entre seis y 10 horas, en las que perciben entre 30 y 60 pesos.

A su vez, Martha Yáñez, directora del DIF municipal capitalino, manifestó que en el 2010 se tuvo conocimiento que al menos 280 niños trabajaban en las calles y cruceros del Centro Histórico vendiendo chicles.

A nivel nacional, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en el 2007, se registraron 3.6 millones de niños trabajando y en el 2009 la cifra bajó a 3 millones.