En línea con su negocio, la empresa Oracle ha enfocado su programa de ciudadanía corporativa en tres pilares: educación (especialmente ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas y artes), medio ambiente y el fortalecimiento de las comunidades donde opera.

“El negocio de la compañía a nivel global es transformar el mundo empoderando a la gente por medio de la tecnología y la innovación; ésta es la forma en la que queremos hacerlo. Hemos trabajado fuertemente en los últimos años, tras estar pasando por un cambio cultural; esta ideología ha sido adoptada desde los ejecutivos hasta los nuevos empleados, quienes están muy entusiasmados de participar en esta ola de cambio con el objetivo de involucrar a nuestra ciudadanía corporativa en actividades dedicando su tiempo y talento para ayudar a las comunidades”, explicó en entrevista Vanessa Scaburri, directora de Ciudadanía Corporativa de Oracle Latinoamérica.

Oracle tiene actualmente dos grandes programas: Oracle Giving y Oracle Volunteering. Oracle Giving consiste en brindar apoyo a organizaciones sin fines de lucro que brindan servicios vitales de salud, asisten a familias y personas necesitadas, fortalecen la infraestructura en las comunidades donde se ubican e impulsan el cuidado del medio ambiente. En este rubro, a nivel global Oracle invierte 17 millones de dólares por año en 16 países.

En el programa Oracle Volunteering, la empresa ha movilizado a 23,434 empleados en América del Norte, los cuales contribuyeron con 58,312 horas de trabajo voluntario, apoyando a más de 430 organizaciones.

Mientras a nivel Latinoamérica, durante el 2016 y el 2017, 2,429 empleados de Oracle contribuyeron con 9,653 horas de trabajo voluntario, apoyando a más de 45 organizaciones. Entre las acciones realizadas en educación se encuentran:

Zapopan: ayudaron a las niñas de secundaria y preparatoria a desarrollar proyectos para el Desafío a la Tecnología de Iridescent Learning, un programa global de emprendimiento tecnológico. Los voluntarios también ayudaron a los estudiantes en el lanzamiento de sus proyectos.

Guadalajara: Oracle Volunteers colaboró con Children International Jalisco AC para enseñar a los niños la programación básica con los tableros Arduino y los kits LEGO Mindstorms  para crear robots personalizables y programables.

Zapopan: impartieron un taller de administración de finanzas personales para adolescentes en el orfanato Casa Hogar y Comedor Niños en Victoria.

Ambiente

Guadalajara: en colaboración con el Bosque Urbano, Oracle Volunteers ayudó a mantener un jardín de viveros en el bosque de Los Colomos.

Comunidad

Zapopan: Oracle Volunteers organizó una serie de sesiones de capacitación para empleados de Prospera Creciendo Juntos, una organización sin fines de lucro que brinda servicios de consultoría a empresas sociales. Las sesiones con Oracle Volunteers ayudaron a Prospera a automatizar las operaciones y mejorar la eficiencia.

San José, Costa Rica: Oracle Volunteers clasificó y empacó alimentos en el Banco de Alimentos para distribuirlos entre las personas necesitadas.

Take Inovation es otra iniciativa de Oracle, la cual está enfocada principalmente en niñas de entre 10 y 18 años, quienes tienen que pensar en un problema de su comunidad de salud, medio ambiente, movilidad, educación, para solucionar y en tres o cuatro meses aprenden a programar una aplicación, a diseñarla, a crear un modelo de negocios para resolver la problemática que tuvieron en un inicio. Si la app es aprobada, puede pasar a un concurso regional, posteriormente otro nacional y finalmente uno internacional, donde hay chicas de todo el mundo, indicó Vanessa Scaburri.

Finalmente, la directiva explicó la iniciativa Chatbots for Good, que empodera a jóvenes para que usen la tecnología y transformen su realidad con la experiencia de voluntarios, quienes aportan su talento y tiempo.

Este año se apoyaron a más de 200 jóvenes, en los últimos dos años se lleva un acumulado de más de 500 en varias ciudades como Ciudad de México, Guadalajara, Brasil, Buenos Aires y Santiago de Chile.

En la última edición del proyecto, los estudiantes del Cecyt 13, Daniela Enríquez, Aolani Vázquez, Eduardo Soto, Alejandro Rodríguez y Uriel Morones, crearon Ajolotito Chomi, proyecto ganador. Tras ganar, el equipo obtuvo una beca para ir al Foro Internacional de Emprendedores, que se desarrollará en julio del 2019, en Morelos.

“El reto para este año es hacer más cosas y de mejor forma; queremos llegar a más gente y seguir trabajando en lo que nos apasiona”, expresó Vanessa Scaburri.