Si se excluye a los privados de participar en el sector eléctrico y el gobierno federal apuesta por el monopolio de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), los costos que son 4.9 veces más altos que los privados, se reflejarán en mayores tarifas para la población o bien, en más subsidios que pagarán los mexicanos, advirtió este lunes José Medina Mora, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

“Con datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) a septiembre del 2021, observamos que la energía que genera la CFE es 4.9 veces más cara que la que produce el sector privado (1,852 pesos por megawatt hora -MWh- contra 377 pesos por MWh)”, defendió el sector patronal.

Con estas cifras se demuestra que “la CFE no es eficiente en la generación de electricidad”, ni lo será si se le entrega por ley toda la responsabilidad, ya que implicaría mayores precios de la electricidad, insumo básico para las industrias, los negocios, las oficinas y para los hogares (sobre todo ahora que muchas personas trabajan a distancia), aseguró el presidente del sindicato patronal.

Tras calificar a la contrarreforma eléctrica como “tóxica para las familias”, Medina Mora expresó: “hemos alzado la voz para rechazarla porque atenta contra la inversión, las finanzas públicas y los tratados internacionales”, comentó a través de la Señal Coparmex.

El aumento de costos de electricidad para las empresas provocará que los bienes y servicios suban de precio, entonces el golpe también lo recibirán las familias de forma indirecta. Aunque si se subsidian por parte del presupuesto federal para evitar que el precio que las personas vean en su recibo aumente, “estos son recursos públicos, que en lugar de utilizarse para comprar medicamentos, dar mantenimiento a las escuelas o adquirir patrullas, se irá para cubrir la ineficiencia de CFE”, reprobó el sector empresarial.

De hecho, la Auditoría Superior de la Federación declaró en uno de sus informes de la Cuenta Pública 2018 que la operación de unidades del CFE presentan una menor eficiencia térmica y han excedido su vida útil, lo que repercute en mayores costos de operación.

La Coparmex precisó que desde el 2019, en promedio, las empresas de generación privada han logrado reducir su costo unitario de generación en 19.6% (precio por MWh generado). En específico, las plantas de energía eólica y solar han reducido su costo en 20.1% y 19.4%, respectivamente.