La industria turística entró en crisis por el Covid-19 y reiteró su petición de ayuda al gobierno federal. El Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), presidido por Braulio Arsuaga, informó ayer del cierre de 262 hoteles de cadena e independientes (que representan 52,400 habitaciones), 2,000 restaurantes y la reducción de 40% de la operación de las aerolíneas, que se traducen pérdidas de al menos 30,000 millones de pesos en el sector aéreo.

“Esta crisis también supone la afectación de un gran número de empleos. El Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por su sigla en inglés) estima que sólo en México de manera directa afectará a 1.2 millones de hogares”, se informó.

En un documento se destacan las acciones que ha tomado el sector privado para evitar la pérdida masiva de empleo, entre ellas: absorber los costos que implica la flexibilidad a las políticas de reservación y cancelación en toda la cadena de valor de viaje (vuelos, hospedaje, transporte, restaurantes), dar cumplimiento a los acuerdos de pago con proveedores, elaboración de nuevos esquemas de trabajo para evitar el desempleo y adelanto de vacaciones a los empleados con goce de sueldo.

En una actitud proactiva, el CNET explicó que los principales mercados emisores de turismo a México ya se encuentran en la fase 2 o 3 de la contingencia (el número uno es Estado Unidos), por lo que la afectación ya es grave y, en medida que avance la crisis, el impacto se dará de una manera acelerada. Además, la recuperación en los siguientes meses será lenta.

Por lo anterior, recordó al gobierno federal (la semana se pidió la interlocución del secretario de Turismo, Miguel Torruco) la urgencia de aplicar diversas medidas para aminorar los efectos que pesarán sobre la industria turística.

Entre tales medidas se cuentan prórroga de seis meses en las declaraciones anuales de personas morales y de personas físicas con actividad empresarial; prórroga en la presentación de pagos provisionales tanto de IVA como de ISR y retenciones, prórroga del pago de contribuciones sociales IMSS e Infonavit y no incrementos en las tarifas de energéticos (agua, luz y combustible) para los siguientes 24 meses.

Como muestra de apoyo que han dado diversos gobiernos al sector empresarial, el CNET mencionó a Australia, Singapur, Hong Kong, Alemania, Reino Unido, Francia y España.

Los hoteleros independientes

En medio de la crisis, la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM) reportó pérdidas millonarias, el cierre de 153 hoteles (otros 85 que se sumarán “en el transcurso de estos días”) y cancelaciones para las siguientes tres semanas de 100% en Puebla, Nuevo León y Acapulco, mientras que en Cancún, Tabasco y Bahías de Huatulco oscilan entre 80 y 90 por ciento. Como ejemplo de las afectaciones, en la Ciudad de México se estiman pérdidas por 25 millones de pesos debido a las cancelaciones recibidas.

S&P degrada a basura deuda de Posadas

La agencia calificadora de riesgo S&P degradó las notas de la deuda de Grupo Posadas, ante el impacto que el coronavirus tiene sobre el sector turismo, y en especial en la industria de viajes.

S&P bajó las calificaciones de largo plazo del grupo hotelero mexicano en escala global de “B” a “CCC+” con perspectiva Negativa. Según la calificadora, Grupo Posadas se enfrentará a fuertes presiones en sus operaciones, por lo menos en la primera mitad del 2020, como consecuencia de una menor ocupación. Espera una lenta recuperación para Posadas y para el sector turismo este año.