El acoso laboral, así como la corrupción, forma parte de los actos de deshonestidad que se presentan en las organizaciones, pero además este tiende a justificarse, pese a que se encuentra penado en el artículo 3 de la Ley Federal del Trabajo.

De acuerdo con Fernando Senties, presidente de AMITAI, consultora en ética organizacional, el 15% de los trabajadores mexicanos ven los actos de acoso sexual como "normales" dentro de una organización.

De acuerdo con la encuesta "Tendencias de Honestidad en Latinoamérica 2019" revela que 54% de los bolivianos justifica el acoso sexual, seguido por el 36% y 30% en República Dominicana y Ecuador, respectivamente.

Datos adicionales que refiere la firma es que aunque los trabajadores y población en general no aprueben los actos deshonestos, son parte de ellos. "En México, el 70% está en desacuerdo con la corrupción y están dispuestos a hacer algo para cambiarlo".

Sin embargo, explicó Senties, el 80% se ha involucrado en prácticas de corrupción, y en esta categoría también es posible encontrar el acoso sexual. "Tal realidad es reflejo de nuestra cultura, en donde prevalecen espacios que fomentan la falta de respeto sexual como un hábito común", refirió Fernando Senties.

Datos de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del Inegi, reportó que el 27.2% de las mujeres mexicanas de 18 años en adelante, afirmaron haber sido víctimas de acoso o violencia sexual durante el segundo semestre del 2019, en contraste con el 10.1% de los varones.