Teléfonos de México (Telmex) tiene luz verde para iniciar la conformación de las dos empresas que resultarán de la separación funcional, a la que está obligada por ser agente económico preponderante, luego de que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) autorizó los estatutos sociales constitutivos.

Los estatutos sociales constitutivos son el plan acerca de cómo van a funcionar dichas empresas, sus elementos de gobierno corporativo, qué decisiones tomará la Asamblea, el Consejo, los directivos, es decir, el marco para funcionamientos de las nuevas entidades.

El pleno del Instituto aprobó los estatutos sociales constitutivos de las empresas mayoristas que surgirán del proceso ordenado el 27 de febrero de 2018 en el Plan Final de Separación Funcional de Telmex y Telnor. La semana pasada, El Economista adelantó que Telmex había cumplido con la primera entrega, correspondiente a los estatutos, los cuales representan un elemento muy importante para la gobernanza y la alineación de incentivos. Además, el personal sindicalizado debe haberse transferido por completo para el primer trimestre de 2019 aunque no hay un plazo para presentar el plan de migración de personal.

De acuerdo con el calendario de hitos del plan, se estableció que el agente económico preponderante en el sector de telecomunicaciones (AEPT) debía presentar, para autorización del IFT, su propuesta de estatutos sociales constitutivos de UMT y UMNOR —las empresas mayoristas resultantes del proceso de separación de Telmex y Telnor, respectivamente—, así como la propuesta de estatutos sociales de SUM, la sociedad subcontroladora de UMNOR.

Las nuevas empresas no darán servicio al usuario final, sino solamente a los operadores; regularán su estructura y el funcionamiento de sus órganos de decisión, administración y gobierno corporativo durante el periodo de transición.

Según los estatutos aprobados por el pleno, Telmex tiene la opción de nombrar a un administrador único o a un consejo de administración temporal que le permita cumplir con el segundo hito del calendario, correspondiente a la constitución de UMT, UMNOR y SUM, y que operará máximo hasta el 31 de diciembre del 2018, fecha límite para que quede conformado el Consejo de Administración Independiente de UMT y, en su caso, el de UMNOR. La separación funcional fue ordenada por el IFT como resultado de la revisión bienal sobre la efectividad de la regulación asimétrica impuesta al preponderante. Dicha revisión determinó la pertinencia de separar funcionalmente a la empresa que tiene la red local de mayor cobertura en el territorio nacional.

[email protected]