AT&T hizo un llamado a evaluar los riesgos que podrían derivar de un respaldo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al amparo 717/2016 promovido por Radiomóvil Dipsa, controladora de Telcel, en contra del artículo 208 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR).

La SCJN pospuso para la siguiente semana una discusión para determinar si el Congreso de la Unión tiene la atribución para aplicar una regulación asimétrica en materia de prohibición de tarifas o condiciones diferenciadas en los servicios que se originan y terminan en la red del agente económico preponderante, en este caso Telcel, o si dicha facultad sólo corresponde al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

“Antes de su prohibición legal, el efecto 'club' fue una de las prácticas que más dañó a la competencia y a los usuarios. Consideramos que no debemos regresar a la posibilidad de que el preponderante realice esta práctica que desplaza indebidamente a sus competidores, eleva precios y afecta el bolsillo de los consumidores (…) En AT&T seguiremos trabajando para generar mejores condiciones de competencia, en beneficio de los mexicanos”, dijo la operadora en un comunicado.

El artículo 208 de la LFTR impone a Telcel a no fijar tarifas o condiciones diferenciadas en todos los servicios que viajen dentro de su red, las llamadas tarifas “on-net” o de efecto “club”, y a no comprar en exclusiva dispositivos celulares, entre otras obligaciones.

Telcel confía en que el máximo tribunal del país dará la razón a su argumentación, como ocurrió hace dos años sobre otro amparo ganado en cuanto las tarifas de interconexión de voz o “tarifa cero”.