La Asociación de Fabricantes de Motores y Equipos (MEMA, por su sigla en inglés) de Estados Unidos pidió al gobierno de ese país presionar para que México reanude sus actividades de manufactura automotriz a partir del 12 de mayo.

Bill Long, presidente y director general de MEMA, hizo esta petición a Mike Pompeo, secretario de Estado, en una carta firmada el 5 de mayo.

El 12 de mayo se adelantará un poco a la apertura prevista para el 18 del mismo mes de numerosas plantas de ensamblaje de Estados Unidos, lo cual es un paso esencial para permitir que se produzca el equipo original en esa fecha.

“Le pedimos que solicite autorización clara para que los proveedores de vehículos reinicien sus operaciones en México el 12 de mayo, antes del inicio de un nivel significativo de producción de los fabricantes de equipo original en los Estados Unidos el 18 de mayo”, dijo Long a Pompeo en la misiva, firmada también por 90 compañías del sector.

Entre esas empresas están: ABC Technologies, Delphi Technologies, Faurecia, Bridgestone Americas, Aptiv, Valeo, Nemak y Meritor.

Damos la bienvenida a la oportunidad de demostrarle a usted y a los líderes mexicanos que los proveedores están listos para reiniciar la fabricación de una manera segura y cuidadosa acorde con el empleo continuo y la salud pública en México y América del Norte”, añadió Long.

Long expuso que la reapertura de los proveedores se puede gestionar de manera efectiva mediante una intensificación de la fabricación distribuida en varios turnos para mejorar aún más el distanciamiento social y permitir una mayor higiene en las plantas.

“Entendemos los problemas de salud pública que enfrenta México y nos enorgullece ayudar en la fabricación de equipos de protección personal (EPP) y componentes y piezas para ventiladores y otros dispositivos médicos esenciales en México y América del Norte”, dijo.

A través de la división de Asociación de Proveedores de Equipos Originales (OESA) de MEMA, está Asociación ha trabajado directamente con los fabricantes de automóviles para desarrollar Pautas de Salud y Seguridad recomendadas por la industria1 para todos los proveedores.

Estos recursos se basan en la orientación de las publicaciones de la Organización Mundial de la Salud y cubren temas fundamentales de seguridad en el lugar de trabajo: educación y comunicación, preselección del personal, distanciamiento social, protocolos de limpieza y desinfección, y otros pasos necesarios.

Long expuso que en la MEMA aprecian todo lo que el embajador en México, Christopher Landau, y su equipo están haciendo para generar apoyo en el gobierno mexicano para la reapertura “lo más rápido posible” de industrias esenciales como la fabricación de vehículos y piezas de automóviles en México.

“Ningún sector tiene cadenas de suministro más complejas ni proporciona más trabajos de fabricación directa que la producción de piezas de vehículos de motor, y emplea a más de 871,000 personas en todo Estados Unidos. Sin piezas de México, será prácticamente imposible que se reinicien las plantas de ensamblaje de vehículos motorizados de Estados Unidos”, argumentó.

[email protected]