Estados Unidos publicó en su diario oficial, el Federal Register, la convocatoria para quienes quieran participar en la selección de panelistas que resuelvan casos de Estado-Estado en el marco del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Para garantizar su consideración, la Representación Comercial de la Casa Blanca (USTR, por su sigla en inglés) debe recibir las solicitudes antes del 20 de abril de 2020.

El T-MEC incluye un capítulo de solución de controversias Estado-Estado, en el que se acordó preservar el mecanismo previsto en el Capítulo XX del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), eliminándose la propuesta de otorgar a una Parte la facultad de no implementar la decisión de un panel, como originalmente los propuso el gobierno del presidente Donald Trump. Esto es, el Capítulo 31 del T-MEC garantiza que ningún país pueda bloquear el mecanismo de solución de controversias.

El Capítulo 31 del T-MEC establece procedimientos detallados para la resolución de la mayoría de las disputas que surgen bajo ese nuevo acuerdo comercial. La solución de controversias implica dos etapas: consultas entre las Partes contendientes para tratar de llegar a una solución mutuamente satisfactoria del asunto y recurrir a un panel neutral para tomar una determinación con respecto al asunto en cuestión.

Las Partes contendientes forman un panel separado de cinco miembros para cada disputa, aunque pueden acordar un panel de tres miembros.

Específicamente, el nuevo tratado requiere que las Partes establezcan una lista general de hasta 30 personas que estén dispuestas a servir como panelistas, y cada Parte designa hasta 10 personas. Las Partes tratarán de lograr un consenso sobre la lista. Las personas en la lista son nombradas por un período mínimo de tres años y permanecerán en la lista hasta que las Partes formen una nueva lista.

Para disputas bajo el Capítulo 23 (Trabajo) y el Capítulo 24 (Medio ambiente), cada Parte contendiente debe seleccionar panelistas con experiencia relevante, y para disputas en áreas especializadas de la ley aparte del trabajo y el medio ambiente, las Partes contendientes deben seleccionar panelistas para asegurar la necesaria experiencia disponible en el panel.

Asimismo, para cada disputa, los miembros de la lista bajo consideración para servir como panelistas deberán completar un formulario de divulgación que las Partes usan para identificar posibles conflictos de intereses o apariencias de los mismos.