Argentina y Estados Unidos alcanzaron un acuerdo de levantar permanentemente los aranceles a las exportaciones de acero y aluminio, dijo el ministro de Producción, Francisco Cabrera, confirmando una declaración de la Casa Blanca del lunes.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pospuso la imposición de aranceles al acero y el aluminio a Canadá, la Unión Europea y México hasta el 1 de junio, y alcanzó acuerdos para exenciones permanentes con Argentina, Australia y Brasil. “Ha sido un gran éxito argentino”, señaló Cabrera, en diálogo con un grupo de medios. El acuerdo se terminó de cerrar el fin de semana en un mano a mano entre el secretario de Comercio, Miguel Braun, y el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer.

Para Cabrera, “la relación del presidente Macri con el presidente Trump” incidió en el resultado final pero también el hecho de que “Argentina es percibida por el Consejo de Seguridad Nacional como un país que promueve la integración y la democracia”, los avances que tiene el país y “la relación de trabajo” que se construyó con Lighthizer y el secretario de Comercio, Wilbur Ross.

acuerdo establece cupos

A partir de hoy, las exportaciones de acero y aluminio del país no pagarán aranceles para entrar al territorio norteamericano. El acuerdo establece cupos de exportación libres de gravamen, con un tope de 180,000 toneladas anuales, tanto para acero como para aluminio.

Para la determinación de los cupos se tomó el promedio de exportación de los últimos tres años, pero en el caso del acero, como en el 2015 y el 2016 la producción y exportación argentinas se vieron afectadas por la crisis energética, el gobierno pidió considerar la situación y elevar el volumen. En el 2017 se exportaron 200,000 toneladas de acero pero el promedio del último trienio daba 133,000 toneladas. Así, Argentina solicitó y consiguió elevar ese promedio 35% y llevarlo a 180,000 toneladas anuales.

Un dato relevante es que en una negociación similar, Corea del Sur fue exceptuada de los aranceles pero a cambio de reducir 30% el volumen exportado en los últimos tres años.

Con el acuerdo, las exportaciones totales de acero y aluminio de Argentina se mantendrán en torno a los 700 millones de dólares, con una composición que a los valores actuales y tras las fluctuaciones generadas por la medida tomada por el gobierno de Donald Trump representa unos 400 millones de dólares en exportaciones de aluminio y 300 millones de dólares de acero.

Además, Argentina logró que las exportaciones siderúrgicas sin arancel se concentren en los productos de mayor valor agregado, como los tubos de acero sin costura con rosca para la industria petrolera. Así, tras dos meses de dura negociación, TenarisSiderca y Aluar, las dos compañías argentinas exportadoras de acero y aluminio, respectivamente, pueden mantener su presencia en el mercado norteamericano. (Con información de Reuters)