La Cámara de Diputados, a propuesta del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD), investigará un presunto fraude por 300 millones de dólares en el fondo de pensiones de la empresa transportadora de valores Brink’s-México, antes Servicio Panamericano de Protección (Serpaprosa).

Entrevistado por El Economista, Ramón Jiménez López afirmó que el Congreso mexicano no puede permanecer pasivo ante un posible desfalco en perjuicio de trabajadores mexicanos por parte de una empresa trasnacional.

De ahí que su bancada, anticipó, propondrá que en los próximos días se discuta de manera formal el tema, primero en las comisiones de Justicia y de Economía de la Cámara Baja, posteriormente, en el pleno cameral, ya que el origen del problema radica en la venta irregular de Serpaprosa a Brink’s- México, que se formalizó hace poco más de dos años.

A decir del perredista, el tema es muy delicado porque estarían en riesgo las pensiones de los trabajadores que solamente prestaron sus servicios a Serpaprosa y que tras la venta podrían perder su dinero.

Hay trabajadores del propio Servicio Panamericano ya pensionados que pueden ver afectada su situación de bienestar , detalló.

Desde su perspectiva, además del problema laboral detrás de la venta hay un problema de seguridad nacional porque durante su concreción no solamente se violaron partes del Tratado de Libre Comercio con América del Norte, sino varias leyes mexicanas, incluida la de Armas de Fuego y Explosivos.

Sin embargo, lamentó, la venta fue posible gracias a la complicidad de las autoridades.

Finalmente, llamó a los legisladores de todos los partidos políticos a unir esfuerzos para evitar que la crisis por la que atraviesa Brink’s-México afecte a los trabajadores dedicados al traslado de valores a lo largo y ancho del país.

[email protected]