La polémica envolvió la obra del Tren Interurbano México-Toluca, luego del choque de apreciaciones entre la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a cargo del proyecto y la empresa CAF, proveedora de los trenes; la primera, por un lado, asegura que el proyecto avanza en tiempo y forma, “con el compromiso de iniciar pruebas en el segundo semestre del año en curso”, mientras que la ferroviaria afirmó que no es posible asegurar cuándo estará concluida la obra.

El proyecto es uno de los más importantes en materia de transporte de la actual administración —quien lo planteó como una promesa de la campaña electoral— y su desarrollo cumplirá este 2018 cuatro años de trabajos.

Ayer por la mañana, Maximiliano Zurita, director general de CAF en México, estimó como improbable que los 58 kilómetros de la obra estén listos en su totalidad durante el primer semestre del año, “colocar la vía, colocar toda la fibra óptica y toda la señalización y equipo, no daría tiempo en esta administración (...) faltan muchas trabes y columnas”.

Lo anterior acaece a consecuencia de que la infraestructura aún no ha sido terminada en dos terceras partes de la obra, correspondientes al tramo Lerma-Santa Fe-Observatorio, “el tramo a Lerma está bastante adelantado, seguramente este año se va a poder abrir, el tramo de Lerma a Santa Fe dependerá de que pueda terminarse la infraestructura, las trabes están en proceso”, señaló Zurita en una entrevista posterior al informe de la Encuesta Anual de Calidad del Servicio del Tren Suburbano, donde también reafirmó su compromiso con la obra, “estamos poniendo nuestro máximo esfuerzo para acelerar los trabajos lo más posible”.

“Las declaraciones del C. Maximiliano Zurita constituyen una apreciación parcial de la realidad en torno del proyecto, y fue mencionada desde la perspectiva de la empresa que se encarga sólo del suministro de 30 trenes, de los que están en proceso aún siete; no así de la instalación de vías, catenarias y sistemas, que es responsabilidad de otras empresas del consorcio”, respondió por la tarde la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), en un comunicado.

El director de Proyectos Ferroviarios de la SCT, Eloy Gloria Nava, dijo que se está trabajando “a marchas forzadas” para lograr el objetivo. El secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, realizó una visita a la obra el pasado 10 de diciembre, que a esa fecha registraba un avance de 75 por ciento.

El tramo I de Zinancantepec a La Marquesa, tuvo un avance de 82%, el mayor de toda la obra, y se espera finalice en mayo de este año.

En el tramo II, el bitúnel Sierra de las Cruces; el túnel 1 cuenta con un avance de 2,917 metros, y podría finalizar en marzo, mientras que el túnel 2, cuenta con 2,765 metros, y podría concluirse para el mismo mes.Con respecto al tramo III La Marquesa-Observatorio, se reportó un avance de 37%, y está previsto finalice en mayo. (Con información de Notimex)

[email protected]